Aventura de verdad


Quienes integramos el equipo de Andinia.com no somos simplemente analistas de sistemas, programadores o empresarios. Somos exploradores, y en tal calidad realizamos expediciones y cursos en los que cualquier persona que cuente con la motivación indispensable puede participar.

Nuestros viajes no son ejemplos de 'turismo de aventura', sino expediciones de verdad en las que los participantes enfrentan riesgos auténticos, penurias genuinas, y también disfrutan de resultados que no pueden compararse con los de un viaje turístico un poco más exigente que lo habitual.

No desmerecemos de ninguna manera a tales emprendimientos. Lo que sucede es que tales actividades están organizadas para atraer turistas que buscan algo que sea un poco más emocionante que sus vacaciones habituales, mientras que nuestras actividades buscan obtener otro tipo de resultados.

Exploradores en la montaña.
Exploradores transportando equipo científico.

El sitio que usted está visitando es el resultado de decenas de tales viajes en los que obtenemos desde fotografías hasta piedras preciosas. Lo que hacemos en tales ocasiones es recolectar información.

Como parte de nuestro trabajo, también dictamos cursos a distancia sobre los temas relacionados con nuestra actividad en áreas tales como la supervivencia, la defensa personal, los primeros auxilios, la tecnología aplicada y el liderazgo.

Todos estos cursos se complementan con estas expediciones, aunque pueden completarse, al menos en su faz teórica, sin las mismas.

Base Los Rizos I.
Uno de los refugios construidos por nosotros.

Sin embargo, si se desea aprender realmente bien alguna de tales disciplinas, es necesario participar de estas expediciones, las cuales duran entre quince días y un mes, y se realizan en diversos parajes inhóspitos, principalmente de la Patagonia y en la Puna, en la República Argentina, Chile o Bolivia.

Nosotros no visitamos simplemente sitios agrestes, sino regiones verdaderamente inexploradas. Casi siempre somos las únicas personas en varias decenas de kilómetros a la redonda, y es frecuente que también ingresemos territorios en los que verdaderamente nadie ha estado con anterioridad.

No vamos a sitios de acampada, no llegamos todas las noches a cabañas con electricidad, y no hay comodidad alguna para dormir, salvo las que nosotros mismos podamos llevar con nosotros o construir en el lugar. De hecho, es bastante frecuente que hagamos nuestras propias construcciones, casi siempre debemos llevar armas, y debemos atravesar terrenos difíciles.

Un horno de piedras trabajando.
Usted aprenderá a preparar pan casero en sitios como este.

En estas expediciones también realizamos algunas actividades que no son concebibles en los 'viajes de aventura' convencionales, como es el caso del esquí extremo y nuestra propia variante de los juegos de guerra o paintball.

Sucede que por medio de estas expediciones sometemos a prueba el propio equipo que diseñamos y contruímos (desde esquíes a armas automáticas, pasando por refugios, equipos para paleontología, etc.).

Dehecho, contamos con nuestro propio equipo de investigación y desarrollo, que es el que se encarga de estas cosas, y cada uno de nuestros exploradores y guías no es solamente un experto en áreas como las artes marciales, la supervivencia, las técnicas de escalada, etc. sino que todos se dedican a la investigación y desarrollo de verdad, como lamentablemente no se hace en Latinoamérica muy seguido.

Descansando en el camino a Cerro Weichert.
También va a atravesar territorios desconocidos.

Hay tres maneras de participar de estas expediciones:

1)- Siendo integrante de nuestro grupo de exploradores.

2)- Formando parte voluntariamente de alguna experiencia técnica o científica realizada por Andinia.com y su grupo de investigación (el Gea).

3)- Como alumno de alguno de nuestros cursos autodidácticos.

El verano austral en el paralelo 42 sur.
Disfrutará del verano patagónico.

Las dos primeras formas son gratuitas, mientras que la tercera tiene un costo dependiente de los aranceles vigentes al momento y la duración de la misma.

Estas expediciones se realizan por lo general durante los meses de Julio y Agosto, durante el invierno austral, y en Enero o Febrero de cada año.

Disparando un fusil de asalto Nanotyrannus.
Y hasta puede encontrarse con gente extraña.

Dado que la Patagonia es una región muy fría y de clima sub polar, las expediciones a esta parte del mundo las realizamos por lo general durante el verano austral, mientras que durante el invierno, visitamos la Puna, región que por encontrarse ya sobre el trópico es algo más cálida.

Sin embargo, no se debe subestimar a la Puna en cuanto a su clima, puesto que todas las expediciones en la zona se realizan a alturas, en promedio de 4.000 metros sobre el nivel del mar.

Si usted está interesado en ser partícipe de lo que es la aventura verdadera, no dude en revisar todo nuestro material informativo y contactarse con nosotros. Estaremos encantados de recibirle y mostrarle cómo es la parte del mundo que ningún ser humano ha tocado.

Cerro Fitz Roy, Santa Cruz, Argentina.
¿La madre de todas las montañas? Decídalo Ud...


Otros

Inicio Ampliar English Português

© Copyright 2000 - 2008, Andinia.com