Filos aeroportuarios y ciudadanos


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Vuelos: ¿envolver o no el equipaje? (I)

¿Cómo hacen las aerolínea de bajo costo para ahorrar? ¿Me conviene volar con ellos? (I)

Cobro de indemnizaciones por retraso de vuelos

Aeropuertos complicados, soluciones más o menos afortunadas

Cuidado con los programas de viajero frecuente para volar gratis

¿Se pueden usar o no aparatos electrónicos en un avión?

Conociendo y evitando el overbooking, o como no quedarse sin el lugar que le corresponde (I)

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Líneas aéreas, viajes en avión y reserva de billetes y pasajes

Viajes y servicios para turistas

Desde que el consumismo hace populares hasta las cosas más útiles (y, por supuesto, las inútiles) y desde que los llaveros con filo son un arma terrorista, es común ver en los aeropuertos exposiciones de infinidad de navajas y cuchillitos tal que obras de arte para hacer reflexionar.

En un aeropuerto.
En un aeropuerto.

El viajero ya no puede viajar con su cuchillito para pelar la manzana, ni con su cortapapeles para abrir la correspondencia (los e-mails ya no se abren con cortapapeles, se entiende), el resultado es la exhibición de unas "peceras", urnas transparentes similares al viejo chupetómetro de Carlos Balá, o a las caóticas estanterías de una cuchillería regenteada por un maniático del espacio.

En esas peceras se amontonan cantidades de navajas multiuso, liderando las Victorinox de bolsillo y los llaveros que no sirven para nada, más que precisamente para ser requisados ahí por contener un filo "peligroso, que podría comprometer la seguridad de los pasajeros...". Si tiene una navaja, aunque sea en miniatura, no olvide dejarla en su casa antes de viajar, o ponerla en el bolso que se despacha a la bodega del avión . Porque lo que antes era útil para mejorar la vida, ahora es útil para hacerla más engorrosa para el viajero decente.

Las navajas de antaño ya tienen sus días contados...al menos para un uso como herramienta pacífica. En cambio, como arma blanca están en auge: la cantidad de modelos "preparados para matar" (herir o robar) son cada vez más fáciles de conseguir, ya sea por internet o en la tienda del barrio. No importa la edad, mejor dicho, cuanto más joven, más ganas de desafiar con algo que proteja o de poder. Y así, una vez más, lo que antes era útil para mejorar la vida del ciudadano, ahora es útil para hacérsela más peligrosa a algunos, debido a la locura de otros.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com