Los trenes de alta velocidad contra los trenes locales (II)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

El equipo de aventura y supervivencia

¿Qué hacer bajo la lluvia? (I)

Protección contra el mal tiempo en las excursiones (I)

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Recomendaciones para el cuidado del medio ambiente en actividades al aire libre

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para senderismo y excursionismo

Equipo de supervivencia

Precisamente, muchos no vemos en ello una casualidad, el fruto de un mal diseño web o la consecuencia de una pésima estrategia informativa en lo que a ciertas localidades de la periferia de la Comunidad de Madrid, o de la Provincia de Segovia se refiere, sino todo lo contrario: una campaña corporativa encubierta y establecida que busca, de la mano del marketing, invertir lo menos posible en líneas "poco rentables" y al mismo tiempo priorizar los trayectos en el tren de alta velocidad AVE, que une Madrid con el centro de Segovia, por sobre la opción de Cercanías, más lenta, pero más económica y a veces la única real.

La hipótesis de una campaña de "anulación informativa" de la comunicación Madrid-Segovia vía Cercanías, toma más fuerza desde el momento en recientemente Renfe recortó los trenes de Cercanías a Segovia, aunque más tarde tuvo que restablecer algunos horarios debido a la queja de los usuarios, ya que las estaciones en las que para este tren solamente están comunicadas por este servicio. Esto se debe a que la línea de Cercanías que une Madrid con Segovia es del tipo "ancho ibérico" (1.668 mm ) mientras que la que utiliza el AVE es más angosta, de tipo ancho internacional (1.435 mm ) .

En lo que se refiere a los "rentabilidad de las inversiones", aquí hay otras razones: en los pueblos mencionados no existen "estaciones" propiamente dichas, sino "apeaderos" (una estación en la que no existe venta de billetes) lo que implica dos escenarios que la compañía pública, no pensando en ofrecer un buen servicio, sino en ganar dinero, parece querer evitar:

- Invertir en la colocación de máquinas expendedores, "picadoras" de billetes, mantenimiento de las estaciones, etc.

- Invertir en una mayor frecuencia de servicio en estos lugares.

La "alternativa" que se supone deja el consorcio ferroviario es el AVE en algunos casos, es en realidad una alternativa falsa. En el caso de la línea Madrid-Segovia-Valladolid, por ejemplo, solamente se trata de un servicio directo que transcurre por otras vías, y no toca la mayoría de los pueblos segovianos, pueblos que quedarían abandonados a su suerte y solamente conectados por carretera si el servicio de Cercanías se discontinúa. Alternativa a la que hay que sumar, por supuesto, su astronómico precio, mayor que el que podría costar viajar en avión de Madrid a Barcelona en una empresa de vuelos de bajo costo.

Lo curioso es que para trayectos como el de la línea que pasa por Robledo de Chavela, no hay información tampoco sobre los horarios de trenes regionales, ni siquiera en papel. Averiguar cuando pasan esos trenes es toda una aventura que todo ciudadano de estos pueblos tuvo que encarar una vez en la vida, para luego guardar en su memoria dichos datos y rogar por que los cambien sin avisar...

Pero por supuesto, todavía resulta más lógica esta estrategia, si vemos que lo que impulsa la economía en España en cuanto a inversión en "infraestructuras" se refiere es (¡oh casualidad!, nuevamente) la construcción de para los trayectos del AVE.

Lo último que supimos al respecto, es la coincidencia entre los presidentes de España y Francia para conectar estos países mediante un tren directo de alta velocidad AVE. Solamente esperamos que esta iniciativa no traiga más perjuicios para los usuarios de los trenes normales, que esperamos sigan uniendo España y Francia como una alternativa económica, más en estos tiempos de crisis.

Sin embargo, en la propia Francia se asume desde hace tiempo que los ferrocarriles "del Estado" no tienen como objetivo "ser rentables" aisladamente del conjunto de las cuentas públicas, sino, por sobre todo, "ofrecer un buen servicio". En déficit en estos servicios es normal, déficit que se debe compensar por otras vías de financiación, pero nunca evitarse si esto, en definitiva, termina perjudicando o haciendo más caros y difíciles los viajes a los pasajeros.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com