Evitando los pasaportes malditos


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Conociendo y evitando el overbooking, o como no quedarse sin el lugar que le corresponde (I)

Vuelos: ¿envolver o no el equipaje? (I)

Viajando como estudiantes de intercambio cultural

¿Por qué estudiar y vivir en otro país?

Productos y servicios relacionados

Equipamiento para defensa personal

Equipo de supervivencia

No, no hablamos de brujería o embrujo alguno que pueda caer sobre los viajeros...pero la realidad es que un pasaporte puede transformarse automáticamente en "maldito" si uno viaja por determinados países sin conciencia de lo que hace...

En un aeropuerto.
En un aeropuerto.

Debido a conflictos internacionales y del tan cacareado "terrorismo", el entrar a algunos países y tener dicho sello de entrada en el pasaporte, puede implicar no solamente parecer un turista "exótico", sino tener verdaderos problemas para (desde ese momento) entrar en otros países "no aliados", o si lo hacemos, sufrir verdaderas molestias o trato vejatorio por parte del personal de aduana o seguridad.

Pongamos un ejemplo: si usted viaja a Cuba o Kazajistán, difícilmente pueda entrar después con esa pasaporte a Estados Unidos...simplemente le impedirán la entrada, o le harán la vida imposible. Ya no hablemos si usted viene con un pasaporte visado en Afganistán o Irak...

Lo primero entonces es asegurarse de qué consecuencias puede traerle a uno como futuro viajero a otros países o regiones, visitar el país que piensa visitar. Esto se puede averiguar antes de llamar hablando con el consulado o la embajada del país en cuestión en nuestro país, o directamente con la información que pongan al respecto en internet.

Pero si pese a todo quiere (o debe) viajara esos países, ya sea por turismo o trabajo, ¿cómo evitar que su pasaporte sea maldecido al viajar a esos países?

Una forma simple es esperar a hacer esos viajes justo antes de que su pasaporte esté por caducar o vencer, de esta manera al renovar el pasaporte, los viejos visados y sellados de aduana ya no quedarán a la vista, y usted pasará ante las autoridades migratorias como la persona respetable que es. La otra opción es válida para los que tienen doble nacionalidad, y es aprovechar el pasaporte adecuado para cada caso, reservando uno (el del país "menos importante", preferiblemente) para los visados de países en conflicto o problemáticos, y dejando el "bueno" para viajar a los países "respetables" (es decir, que molestan a los viajeros decentes por este tipo de tonterías).



Búsqueda rápida.

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Tienda Directorio Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com