Los principios morales elásticos de los sobrevivientes

Clic aquí para contactar al autor
Pablo Edronkin

Lecturas sugeridas

Consejos de supervivencia para desastres económicos

Algunas historias de contrabandistas y emprendedores del mercado negro

Lo importante no es competir sino ganar porque es la clave de la supervivencia y el poder

El mito de la proporcionalidad en la respuesta bélica

Comentarios sobre la intención de usar un arma de supervivencia

Todas las historias de aventureros y viajeros

El Mercado Negro

¿Es conveniente desarmar a la población civil?

Una posibilidad que no debe descartarse en el estudio de la supervivencia urbana: los gobiernos pueden tornarse en contra de su propia gente

Supervivencia urbana: Saqueos

Productos y servicios

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Equipos y provisiones para la aventura

Equipos de supervivencia

La gente que viven bajo regímenes autoritarios o en situaciones excepcionales sabe que los principios morales, políticos y legales son verdades elásticas que se adaptan a las necesidades de los gobiernos, generalmente en detrimento del ciudadano; pero también es posible aprovecharse de esa situación para poder sobrevivir.

Las acciones militares israelíes en contra de sus vecinos palestinos muchas veces llaman la atención por su dureza y lo que muchos llaman "desproporción", pero para las personas que habitan las ciudades y pueblos israelíes que se ven sometidas a constantes ataques con cohetes por parte de milicianos y terroristas palestinos, los violentos bombardeos, los proyectiles con fósforo blanco, las bombas de racimo y las aplastantes ofensivas terrestres de las IDF constituyen un bálsamo de alivio. Y lo más irónico es que estas expresiones de alegría frente a los ataques cruentos contra sus vecinos se originan en el seno de una sociedad cuya historia reciente - el holocausto - supuestamente debería servir como un muy importante freno moral frente a este tipo de respuestas.

Decir que las violentísimas represalias israelíes se basan en que los judíos son como los nazis que atacan Gaza o Cisjordania como las SS lo hacían con el ghetto de Varsovia es un absurdo buscado más que nada por quienes se sentirían muy satisfechos de establecer tal comparación y de esa forma diluir el impacto histórico y emocional que ha desacreditado las ideas antisemitas. Hay una diferencia fundamental entre las SS y las IDF, y es que los judíos del ghetto no empezaron lanzando cohetes a sus vecinos alemanes o declarando la guerra a Alemania en el mismo día de su independencia, como hicieron los palestinos con Israel. Algo similar puede decirse del lado palestino. El problema palestino - israelí está plagado de crueldades de ambos bandos, de razones y sinrazones y no es nuestra intención analizarlo en este artículo, sino emplear esta aparente contradicción como un ejemplo de cómo las verdades, aún las más patentes, los valores morales y las leyes cambian radicalmente en valor cualitativo en la mente de las personas una vez que deben sobrevivir. ¿Quién empezó con la escalada de agresiones? La historia invariablemente señala a los palestinos y su rechazo a la existencia de Israel en la década de 1940; la intolerancia inicial fue la de ellos, pero ahora la violencia ha nublado tanto la situación en la zona que resulta difícil juzgar los hechos a la distancia.

Si se intenta juzgar la situación sobre la base a los cánones habituales desde un punto de vista legal o subjetivo, emocional, a lo único que se llegará es a conclusiones equivocadas. Y eso es lo que pasa cuando la ONU, por ejemplo, pasa alguna resolución contra la violencia en la zona, para ordenar un alto el fuego o cosas por el estilo, y ni los israelíes ni los palestinos se detienen. En otras palabras: La ley deja de tener valor práctico para los sobrevivientes en las situaciones excepcionales. No importa quién sea usted, cuando perciba que alguien viene a matarle intentará huir o bien enfrentar a su enemigo para matarlo a él. Y en esa dinámica los valores morales, las resoluciones e incluso las ideas políticas que han provocado esa situación carecerán de valor práctico porque ya no se trata de una situación normal sino de un campo de batalla.

En al mente de un israelí, por ejemplo, las normas referidas a los derechos humanos y la moral de los pueblos tienen un valor no tan importante como para irónicamente, sus antiguos victimarios, y la razón es simple: Un judío entiende que su pueblo ha sido perseguido por milenios y que todas esas normas morales cuyo valor aumentó después del holocausto en realidad ya existían antes. Es decir, simplemente no las cree porque nunca le sirvieron; en la historia de Israel no han servido las razones o los derechos, sino simplemente, la fuerza militar.

Estos mismos mecanismos de la mente humana son los que justifican acciones como el canibalismo para sobrevivir, el hecho de matar en defensa propia, derrocar gobiernos, robar para comer y hacer otras cosas que normalmente no aceptaríamos y naturalmente tenemos muchas dificultades para comprender aún cuando las evidencias para hacerlo sean bien claras.

Las naciones pueden llegar a tales situaciones extremas en algunos momentos de su historia, y los gobiernos y autoridades pueden aprobar algunas cosas, al menos por un tiempo, que considerarían ilegales en tiempos normales. Por ejemplo, después de la peste negra del siglo XIV incluso las autoridades eclesiásticas de Europa aprobaron explícitamente el uso del juego y las apuestas por parte de la población como un mecanismo para que los desahuciados reinos pudieran obtener algunos ingresos en forma de impuestos. En circunstancias normales, los juegos de azar y las apuestas se encontraban estrictamente prohibidas pero durante algunos años hasta la propia iglesia organizó y financió a las casas de apuestas y juegos, precursoras de lo que siglos después serían los primeros casinos. Después de la peste negra, los súbditos europeos no se sentían muy propensos a seguir haciéndole caso a unas autoridades y a una ley cristiana que no hizo nada por ellos - en rigor de verdad, no se podía hacer nada porque ni siquiera se comprendía lo que era la peste bubónica - así que los reyes y nobles tuvieron que hacer la vista gorda frente al surgimiento del juego y las apuestas para no tener que hacer frente a la furia de la gente que con mucha suerte, seguía tolerando la presencia de sus antiguos líderes. Algo similar ocurre en el caso de las acciones israelíes: La gente de Israel se siente tan poco propensa a escuchar lecciones morales del resto del mundo, como los súbditos europeos estaban después de la peste negra.

Comprender esta dinámica es muy importante en el estudio de la supervivencia urbana porque nos permite salir del simplismo del blanco y negro, de los extremos, a la hora de juzgar las acciones tomadas por otros y las que tenemos que tomar como sobrevivientes.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Libros

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com