Supervivencia ante radiación nuclear o atómica (radiación ionizante) (III)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Clasificación internacional de peligrosidad de accidentes nucleares

Supervivencia ante lo invisible

¿Terremoto nuclear? ¿sismo atómico?

Improvisación de refugios para la supervivencia NBQ

Supervivencia biológica a la pobreza en América del Sur

Riesgos biológicos: reconocimiento y prevención

200 bombas atómicas caían sobre Europa

Supervivencia nuclear: a más de 30 kilómetros de Chernobil

Consejos de supervivencia NBQ: una introduccion (I)

Consejos de supervivencia: ataques nucleares (I)

Máscaras antigas y equipo NBQ (I)

Equipo de supervivencia

Protección en el exterior

Nunca hay que abandonar nuestro refugio en los primeros momentos tras el incidente, hasta pasados dos días al menos. Si no hay otra opción, las salidas tienen que ser lo más breves posibles (menos de media hora) a partir del tercer día, y protegidos con ropa y protección para las vías respiratorias y todo el cuerpo. Se puede considerar salir con más regularidad a partir de los quince días.


Video donde se ven trajes de protección NBQ históricos.

Si podemos darnos el lujo, descartaremos luego dicha ropa o máscara (si es descartable o desechable) como ya mencionamos, o dejarmeos el equipo alejado de la zona de nuestro refugio donde residimos habitualmente. Si no tenemos más ropa y tenemos que reutilizar la que usamos de protección en el exterior, habrá que tocar la parte externa lo menos posible con las manos desnudas al usarla, tratarla como si estuviera contaminada (porque de hecho lo estará) tal como se hace para vestirse o desvestirse un traje NBQ (solo tocar la parte interior). En caso de contar con una máscara específica para esto, hay que saber usarla tal como explico acá. Si no tenemos máscara, mejor es un trapo húmedo sobre boca y naríz que nada, y también cualquier tipo de anteojos, antiparras o protección para los ojos. Hay que respirar por la nariz, no por la boca, y hablar lo menos posible.

Luego, ya en un entorno seguro (refugio) habrá que proceder a la descontaminación, aunque sea improvisada, de la ropa que debamos seguir usando y de nuestro cuerpo.

Descontaminación

En forma profesional y con los recursos necesarios, para descontaminar a una persona y/o equipo hay que lavarlos con abundante agua limpia jabonosa, frotando enérgicamente o con agua a presión, y después descartar el agua resultante de forma adecuada. Obviamente, como supervivientes, difícilmente contaremos con instalaciones de este tipo, y deberemos agradecer si tenemos agua limpia. Por otra parte, aunque tengamos agua descontaminada, no va a convenirnos usarla para eso si es potable o puede potabilizarse para cocinar o tomar.

Por tanto, habrá que descontaminarnos de forma improvisada. Esto es especialmente válido para salidas obligadas al exterior de nuestro refugio y para cualquiera que haya sido expuesto a la radiación: frotar con tierra las partes del cuerpo y prendas de vestir expuestas (ropa exterior), después cepillarla (con un cepillo, en lo posible, y destinado nada más para este fin) y finalmente descartar la tierra tirándola afuera. Si tenemos una "zona intermedia", tipo vestíbulo, entre el refugio que habitamos y el exterior para hacer estas tareas, tanto mejor. Finalmente hay que limpiarse la piel con un trapo limpio humedecido. Por supuesto, si tenemos agua suficiente, habrá que lavarse lo mejor posible, y mucho mejor si contamos con jabón (sino usar tierra húmeda limpia, arena, etc. para arrastrar las partículas) buscando remover las partículas e incluso la dermis superficial por frotación intensa, ya que esto es mucho más efectivo que el método mencionado de frotar tierra seca (el agua es un solvente y arrastra las partículas de forma más eficaz).

Primeros auxilios

A diferencia de lo que se recomienda en primeros auxilios ante heridas convencionales, en un entorno radioactivo, además de limpiar concienzudamente cualquier tipo herida, hay que taparla o cubrirla SIEMPRE. Así suplimos en lo posible la capa protectora de la piel, que es la primera barrera ante las radiaciones que en una herida falta.

La limpieza de la herida con agua limpia y jabón sería lo más recomendable, pero si no hay, puede suplirse al agua con orina, por ejemplo: si tomamos agua descontaminada, esta será mucho más estéril que cualquier otro líquido que podamos encontrar en un ambiente descontaminado.

Si un herido no puede moverse en un entorno contaminado por estar inconsciente, al menos hay que proteger todo su cuerpo, incluyendo mantener cubiertos ojos y boca y nariz con tela húmeda para minimizar el ingreso de radiación por estas zonas.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com