La escala de peligrosidad de huracanes, ciclones o tifones de Saffir-Simpson


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

¿Energía huracanada?

Supervivencia a vientos huracanados (I)

Supervivencia ante huracanes: ¿qué hacer para no estar ahí cuando ocurran?

Protección contra el mal tiempo en las excursiones (I)

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos de supervivencia para desastres y catástrofes

Muchas veces oímos, en cada temporada de huracanes (conocidos también como ciclones o tifones, según se den en el occidente del océano Pacífico, o en el océano Índico respectivamente), que se dan huracanes de "magnitud 3" o de "magnitud 5"...¿pero qué significa exactamente esto en cuanto a la peligrosidad de un huracán?. Eso es lo que determina la escala de huracanes de Saffir-Simpson.

En esta escala, se califican los huracanes, ciclones o tifones de la siguiente forma:

Huracanes de Magnitud 1 - Cuando los vientos que genera el huracán son de entre 120 y 150 kilómetros por hora, y el agua del mar sube en promedio (la llamadas "ondas de tormenta" o "marea de tempestad" de la que ya hablaremos) a 1,5 metros por encima de lo normal. Sus efectos suelen ser el daño de cualquier vehículo no debidamente anclado que esté en la costa o muy cerca, al igual que de vegetación o árboles costeros, y en algunos casos la inundación de rutas costeras.

Un huracán de magnitud 1 fueron el huracán Stan (2005), que pasó de la categoría de tormenta tropical a la de huracán de primera magnitud durante un breve lapso. Pero no hay que engañarse por lo de "1", ya que este huracán causó más de 1.600 muertos por los lugares por los que pasó ya sea en forma de huracán o de tempestad.

Huracanes de Magnitud 2 - Cuando los vientos que genera el huracán son de entre 160 y 180 kilómetros por hora, y las ondas de tormenta son de 1,8 a 2,5 metros. En este caso los daños materiales probables ya se extenderán a los techos de tejas y ventanas de construcciones, destrucción de árboles, humedales o pantanos, así como también de vehículos. Las inundaciones pueden llegar antes (normalmente entre 2 y 4 horas) de que el centro de la tormenta (el ojo del huracán) toque la costa, es decir, incluso aunque "la roce" pasando cerca.

De magnitud 2 fue el huracán Vince, también del 2005, que osciló entre la categoría 1 y la 2 en intensidad. Pero la particularidad de este tornado fue su anormalidad: fue el primer ciclón del océano Atlántico en generarse en las costas de Marruecos (es decir, más al noreste que ninguna otra tormenta tropical registrada hasta el momento), y tocar en su trayectoria hacia el Caribe a Portugal y España (es decir, pasar por el Este de la península Ibérica).

Huracanes de Magnitud 3 - Cuando los vientos que genera el huracán son de entre 185 y 210 kilómetros por hora, y la marea de tempestad es de 2,7 a 3,6 metros. Los vehículos se destruyen, los daños estructurales en viviendas chicas se multiplican, las inundaciones de la costa generan destrucción en estructuras de todo tipo (incluso edificios de gran tamaño, hoteles, etc.). Cualquier terreno que se encuentre a menos de 2 metros por arriba del nivel del mar y a varios kilómetros tierra adentro de la costa probablemente se inundará.

Ejemplo de magnitud 3 fue el huracán Beta (2005).

Huracanes de Magnitud 4 - Cuando los vientos que genera el huracán son de entre 220 y 258 kilómetros por hora, y las ondas de tormenta son de 3,9 a 5,4 metros. Las playas se verán erosionadas de forma notable porque los retenes o estructuras costeras hechas para protegerla no servirán. Prácticamente todas las estructuras de construcción humana cercanas a la costa se verán afectadas en mayor o menor medida por el huracán. Aquellos terrenos de menos de 3 metros sobre el nivel del mar podrían inundarse hasta 10 kilómetros tierra adentro. Todo esto redundará en la necesidad de evacuar masivamente a los pobladores de las zonas afectadas.

Un ejemplo de huracán de magnitud 4 lo constituyó el huracán Hugo de 1992 que se generó en el Golfo de México, afectando principalmente a Carolina del Sur en Estados Unidos, y generando destrosos con su honda de tormenta de hasta casi 6 metros.

Huracanes de Magnitud 5 - Cuando los vientos que genera el huracán son de más 258 kilómetros por hora, y la marea de tempestad es de más de 5,4 metros en promedio. En este caso colapsarán todos los tejados o techos de edificios y estructuras, las plantas bajas se verán probablemente inundadas salvo que se eleven más de 4,5 metros sobre el nivel del mar. Alrededor de 450 metros de costa hacia el interior serán totalmente destruidos, siendo imprescindibles al mismo tiempo las evacuaciones de todo el territorio inundable, que abarcará por lo menos de 16 kilómetros tierra adentro.

En la temporada de huracanes de 2005, se dio un record de huracanes en el Atlántico (27 huracanes) y a su vez un record de los huracanes de tipo más fuerte, de magnitud 5. Fueron cuatro: el huracán Emily (julio), el huracán Katrina (agosto), el huracán Rita (septiembre) y el huracán Wilma (octubre). La destrucción de Nueva Orleans por el huracán Katrina (el huracán que causó mayores pérdidas económicas en la historia hasta la fecha) todavía es patente. Y teniendo en cuenta que (pese a que se sobre alta mar era de categoría 5) el huracán descendió a la categoría 3 al momento de tocar tierra, no hace falta insistir en los tremendos daños que causan los huracanes más potentes de la escala.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com