Yarará ñata: prevención ante mordeduras y primeros auxilios


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Cómo evitar la picadura de insectos al aire libre (I)

Primeros auxilios y supervivencia ante picaduras y mordeduras de artrópodos (I)

Supervivencia ante animales acuáticos venenosos, la serpientes de mar (I)

Primeros auxilios: Valoración primaria de un herido (I)

Primeros auxilios: Valoración secundaria de un herido (I)

La necesidad de la motivación para la supervivencia

Tipos de motivación aplicados a la supervivencia (I)

Productos y servicios relacionados

Equipos y provisiones para la aventura

La Yarará ñata (Bothrops amoditoides) es una víbora chica (de hecho la más chica de su género) que puede llegar a mediar hasta 1,5 metros de longitud, que se encuentra en la Patagonia Atlántica y Andina, aunque no es común en las zonas más australes de la Araucanía y Patagonia. Aquí hablamos de los horarios típicos de actividad del ofidio (durante los que puede atacar) y los primeros auxilios ante su posible mordedura.

Según explicó el equipo de investigación de la UNPSJB (Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco):

La yarará ñata es un reptil que tiene la cabeza triangular bien diferenciada del resto del cuerpo por el cuello, recubierto de escamas pequeñas con quilla.

Presenta un orificio ubicado entre los ojos y el hocico, que sirve para detectar animales de sangre caliente.

Su pupila es vertical y elíptica. Posee un hocico curvo y lengua bífida.

En la mandíbula superior hay dos colmillos grandes, puntiagudos, móviles y retráctiles con los que inyecta el veneno.

Su coloración es castaño claro con manchas irregulares en forma de paralelogramo en color castaño oscuro. Estas se encuentran delineadas por finas líneas blanquecina. Su longitud no supera los sesenta centímetros.

Su actividad comienza al atardecer, ya que durante el día permanece oculta en refugios naturales, debajo de piedras, en huecos y hendiduras. La yarará recurre entonces a la hibernación en escondrijos o en cuevas abandonadas por roedores durante el invierno.

Su habitat se extiende desde el noroeste en la región preandina hasta la Patagonia en el sur.

Prevenir Accidentes

El equipo de investigación que confeccionó el afiche está integrado por docentes de la Facultad de Ciencias Naturales del Departamento de Biología General, que pertenecen a la cátedra de Zoología General. Los investigadores son Olga Giménez, PamelaBalzi, Roberto Cerda y Damián Gil.

"La yarará ñata sólo muerde cuando se ve sorprendida por un movimiento repentino y no puede huir o cuando no se le hace caso a su posición defensiva y la persona se acerca demasiado. Para evitar un encuentro con cualquier ofidio es aconsejable no caminar por el campo o entre la maleza sin calzado apropiado. Es recomendable llevar pantalón grueso y botas altas de cuero", aseguraron.

En cuanto a las medidas para prevenir accidentes, sostuvieron que hay que tomar precauciones por la noche, ya que es entonces cuando son más activas. También se recalca que hay que pedirles a los niños que no anden descalzos y que no hostiguen a ninguna serpiente.

"No se acerque a las serpientes. Si no puede alejarse a tiempo, absténgase de hacer movimientos bruscos", completa la recomendación.

Asimismo, se resalta "no tocar nunca a una serpiente , ni siquiera aunque parezca muerta. Algunas se quedan quietas para que nos las ataquen. No levante piedras o troncos con las manos desprotegidas ni meta la mano (use guantes de cuero) o el pie en agujeros del terreno, en huecos de árboles, cuevas, nidos y fogones abandonados. Las serpientes usan estos lugares como refugios".

Entre otras precauciones los investigadores citaron "no dormir en el suelo. Durante el sueño podría colocarse sobre una serpiente al cambiar de postura o bien la serpiente se le podría acercar en busca de calor. Mantenga el terreno de su casa o de su trabajo con pasto corto, libre de malezas y residuos que puedan atraer roedores, que constituyen uno de los alimentos de la serpientes. En el caso de encontrar una serpiente en su hábitat natural, no la moleste, no la mate y aléjese del lugar".

Primeros Auxilios

En cuanto a los primeros auxilios, recomendaron trasladar rápidamente al paciente al hospital más cercano. No cortar ni abrir las heridas. No chupar la herida para extraer el veneno ni aplicar un torniquete o un vendaje apretado.

Tampoco hay que suministrar "medicamentos ni productos químicos en la herida ni los inyecte en su interior. No ponga hielo en la herida. No dé nada al paciente por vía oral (alimentos, alcohol, medicinas o bebidas). Tranquilice al paciente para impedir que se acelere la difusión del veneno. Para evitar la hinchazón, retire cualquier cosa que pueda comprimir el área afectada (anillos, reloj, pulseras, medias, zapatos, etc)".

"Identifique al animal, pero no intente capturarlo o retenerlo si esto puede ser peligroso para usted, para el paciente o para cualquier otra persona. Si el animal está muerto, llévelo al hospital tomando precauciones, ya que el veneno remanente en ellos se mantiene activo y puede provocar inoculación", concluye el alerta.

Fuente: Andinia.com, Prensa Universitaria de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com