Cómo evitar la picadura de insectos al aire libre (I)

Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Primeros auxilios y supervivencia ante picaduras y mordeduras de artrópodos (I)

¿Qué hacer si nos pica una abeja? (I)

Primeros auxilios: Valoración primaria de un herido (I)

Primeros auxilios: Valoración secundaria de un herido (I)

La necesidad de la motivación para la supervivencia

Tipos de motivación aplicados a la supervivencia (I)

Productos y servicios relacionados

Equipos y provisiones para la aventura

Aunque no es una ciencia exacta y es imposible garantizar que podamos evitar cualquier tipo de picadura de insectos al aire libre, existen ciertas recomendaciones que pueden ayudarnos a tener menos chances de ser atacados por estos insectos volantes.


Advertencias sobre la existencia de abejas peligrosas al aire libre

Mientras que algunos insectos nos buscarán porque quieren alimentarse de nuestra sangre (dípteros) tales como tábanos, mosquitos o ciertas moscas; otros como las abejas, avispas, abejorros y hormigas (los principales himenópteros, una de las mayores órdenes de insectos) no nos atacarán para conseguir comida, y esto de por sí es una ventaja. Pero como todos sabemos, incluso las picaduras de estos últimos animalitos suelen estar a la orden del día al aire libre, así que hay otras razones por las cuales nos atacan, y reconociéndolas, podremos minimizar los "encuentros indeseables" con ellos.

Entonces, se puede tener cierta precaución o prevención para evitar ser picado por un insecto, y que sobre todo deben ser usadas por aquellos que se saben son sensibles (alérgicos) a las picaduras de determinados artrópodos.

Evitar las zonas y momentos en que proliferan insectos peligrosos, tales como colmenas (que suelen estar señalizadas) o las épocas del año o horas del día en que (por la temperatura o las condiciones climáticas) estos proliferan.

Por ejemplo, en las zonas boscosas de la Araucanía y Patagonia andina es normal que cuando hace mucho calor, los tábanos sean un verdadero incordio, pero que desaparezcan después de una nevada, o de lluvias muy abundantes, o que en cualquier caso remitan su actividad durante las horas del día de menos temperatura o a medida que se acerca la noche.

Mantener silencio (no hablar ni hacer ruido). Ya que está comprobado que los gritos, el ruido de paso y la propia voz humana, sobre todo cuando se multiplica al andar en grupo, puede ser suficiente para inducir a que ciertas abejas (sobre todo si está cerca su colmena) ataquen.

Mantenerse tranquilo. Evitar el pánico o el nerviosismo es imprescindible, porque hay muchos indicios que parecen apuntar al hecho de que los insectos "detectan" de alguna forma la intranquilidad de las personas, ya sea a través del lenguaje no verbal con que la expresamos (salir corriendo, gritar, etc.) como de la "energía" de algún tipo que emitimos al tener un estado de ánimo alterado.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Diccionario de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Directorio Diccionario Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com