Cómo construir un iglú sin herramientas (II)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

El equipo de aventura y supervivencia

¿Qué hacer bajo la lluvia? (I)

Protección contra el mal tiempo en las excursiones (I)

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Recomendaciones para el cuidado del medio ambiente en actividades al aire libre

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para senderismo y excursionismo

Equipo de supervivencia

Pasos básicos a seguir para su construcción

El método que usamos implica generar los ladrillos de nieve en dos etapas:

A) - Aplanar la nieve con los pies.

B) - Cortarlos (darles forma) con un palo.

Para que este método funcione (al menos, de acuerdo a lo que probamos) la superficie de la nieve no deberá ser muy alta, para así poder compactarla hasta el nivel del suelo. Eso nos va a ayudar a "despegar" los ladrillos, como vemos en el video y las fotos. De otra forma, habría que también preocuparse de "cortar" los ladrillos por abajo para sacarlos, algo que sin una pala para nieve resulta bastante difícil al menos, y mucho más inviable sin duda.


Video que muestra algunos aspectos de la construcción de un iglú
sin usar herramientas no improvisadas, como refugio de supervivencia polar.

Ladrillos o bloques de nieve

La práctica nos enseñó que lograr ladrillos "perfectos" es casi imposible con un método tan "casero" o "artesanal". Habrá entonces que buscar "encastres" entre los ladrillos, para ir levantando la pared según vayamos viendo. Tampoco será demasiado factible lograr una construcción tipo "espiral ascendente" usando bloques cada vez más grandes (método tradicional), por la misma razón (falta de herramientas de "precisión" para lograr ladrillos del tamaño necesario en cada caso). En cualquier caso, siempre intentaremos que el centro de los ladrillos superiores se apoyen sobre la unión de los dos ladrillos inferiores, que lo soportan, haciéndole de base, algo totalmente imprescindible para mantener la estructura relativamente estable.

Pese a que en el video vemos el refugio con hojas y hojarasca pegadas a la nieve, si hay tiempo, es buena idea sacárselas. La razón es que si las dejamos, estas se van a calentar antes que la nieve (por ser más oscuras) y acelerarán el proceso de fundido de la misma, cosa que comprobamos. Por otro lado, aunque se tomen estas precauciones, lo cierto es que el refugio es muy difícil de "pulir" o "tallar" por el interior, lo que hace que sea propenso a las goteras. Hay que tener en cuenta a su vez, que se acelera mucho el trabajo si disponemos de un palo con cierto filo, ya se natural o tallado (si tenemos un cuchillo, también puede ser útil en este sentido), y se gana mucho en calidad de las paredes construidas.

Ventilación: imprescindible

Si nuestro refugio raya la perfección, es decir, no hay casi rendijas entre bloques, será imprescindible hacer al menos un agujero de ventilación para poder evacuar el dióxido de carbono (CO2) generado por la respiración de sus ocupantes. Una ventana es algo opcional, pero si se hace, deberá hacerse al final de la construcción, al igual que el agujero de ventilación.

Pese a estos orificios de ventilación, la temperatura en un refugio puede superar los 0ºC, llegando incluso hasta los 15ºC o más, independientemente de la temperatura exterior.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com