Construcción de una honda como arma de supervivencia (II)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Trampas de lazo para cazar en supervivencia (I)

Pescando con red en el mar (forma no tradicional)

Principios para el trampeo o construcción de trampas para cazar en supervivencia (I)

Pescando con red en el mar (forma no tradicional)

Vídeos de supervivencia: buscando larvas para comer

Dos buenos alimentos para situaciones de supervivencia y actividades al aire libre

Recolección de setas, callampas u hongos comestibles: recomendaciones básicas

Supervivencia y alambiques: formas de obtener agua de la nada, destilarla y potabilizarla (I)

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Recomendaciones para el cuidado del medio ambiente en actividades al aire libre

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para senderismo y excursionismo

Equipo de supervivencia

Práctica, lanzamiento y puntería

La honda se puede girar o "voltear", básicamente, en tres planos o posiciones: arriba de nuestra cabeza (horizontalmente), a nuestro lado (verticalmente) o en un punto intermedio de inclinación (diagonalmente). Este giro mantiene el proyectil, por fuerza centrífuga, pegado a la bolsa que lo contiene (aunque, como dijimos, el mismo diseño de la bolsa puede ayudar).


Video tutorial que explica cómo improvisar una honda de forma simple.

Al momento de lanzar, el giro se interrumpe, y el brazo (que manteníamos flexionado durante el giro) debe extenderse en la dirección en la que queremos lanzar, soltando a último momento la correa de lanzamiento. De esa forma el proyectil saldrá proyectado (valga la redundancia) hacia donde apunte nuestra mano en ese último instante.

El momento del lanzamiento en el tiro horizontal es cuando la piedra está más alejada de nuestro cuerpo hacia el lateral. En el tiro vertical se suelta cuando la piedra está en el punto más bajo, comenzando su recorrido hacia adelante. Por último, durante el volteo horizontal (normalmente realizado a la altura del hombro) al momento del disparo hay que convertir este en un volteo horizontal, que es en realidad el plano desde donde realizaremos el disparo y (por tanto) se soltará la correa de lanzamiento en el mismo punto que indicamos para éste.

Al comienzo, lo normal es practicar usando el giro vertical en una zona en donde no podamos lastimar a nadie, apuntando a una pared o similar objetivo amplio que esté a una distancia de 10 metros aproximadamente, y con proyectiles redondeados u ovalados grandes que (como ya indicamos) son más fáciles de dominar. Empezaremos buscando precisión con baja potencia, para luego aumentar la potencia (velocidad) y finalmente volver a ajustar la precisión, y así sucesivamente. Pasaremos luego a hacer la misma práctica con los otros dos tipos de volteos, el horizontal y el inclinado.

Una vez adquirido cierto dominio, podemos alejarnos algo más del punto de objetivo de los disparemos (15 metros, por ejemplo) y buscar acertar con precisión en un área determinada marcada de 1 o dos metros cuadrados. Aquí podemos hacer una gran cantidad de disparos, buscando subir el promedio de aciertos, tal como se puede hacer en un polígono de tiro con armas de fuego.

Finalmente podremos ir buscando usar proyectiles más chicos y una mayor fuerza o potencia en el disparo. Pero con mucho cuidado con esto último, ya que, en definitiva, el "motor" del disparo son nuestros músculos, y mal usados pueden acarrear una lesión o sobre-esfuerzo que, en este caso, normalmente puede afectar al brazo o al hombro.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com