Construcción de una honda como arma de supervivencia (I)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Trampas de lazo para cazar en supervivencia (I)

Pescando con red en el mar (forma no tradicional)

Principios para el trampeo o construcción de trampas para cazar en supervivencia (I)

Pescando con red en el mar (forma no tradicional)

Vídeos de supervivencia: buscando larvas para comer

Dos buenos alimentos para situaciones de supervivencia y actividades al aire libre

Recolección de setas, callampas u hongos comestibles: recomendaciones básicas

Supervivencia y alambiques: formas de obtener agua de la nada, destilarla y potabilizarla (I)

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Recomendaciones para el cuidado del medio ambiente en actividades al aire libre

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para senderismo y excursionismo

Equipo de supervivencia

Cómo construir una honda para usar en supervivencia, ya sea para cazar en supervivencia al aire libre, o para defensa personal en supervivencia urbana. Famosa por ser una de las armas más antiguas de la humanidad que permite lanzar proyectiles.


Video tutorial que explica cómo improvisar una honda de forma simple.

La honda puede improvisarse con una gran cantidad de materiales, de ahí su versatilidad como arma de supervivencia para caza y defensa personal desde tiempos inmemoriales.

Algunos de los materiales con los que se pueden hacer sus cuerdas o correas y/o el receptáculo o bolsa para el proyectil pueden ser: fibras vegetales o sintéticas, crin o pelo, tendones, telas, cuero o cuerina, diversos plástico como los de las bolsas de polietileno trenzado, etc. A su vez, la munición puede ser muy variada: piedras, bolas de arcilla o de plomo moldeadas para tal fin, legumbres, semillas, tubérculos, canicas, tuercas, etc.

El tipo de proyectil que elijamos dependerá obviamente de lo que tengamos disponible (en una situación de supervivencia dada) y si podemos elegir (incluso construir uno) de las siguientes consideraciones:

- De lo que queramos lograr con dicho proyectil: hacer mucho daño, que no se vea en vuelo, etc. Cuanto más grande, más daño hará. Cuanto más pequeño, más lejos llegará (menos resistencia al aire).
- De si nuestro objetivo es tener mayor precisión y control (acertar), o mayor alcance operando a mayor distancia (llegar más lejos): el proyectil deberá ser más pesado para el primer caso, y más liviano en el segundo. El equilibrio ideal lo dan los proyectiles de plomo (de ahí que las balas suelan estar hechas de este material) ya que es un material muy denso: pesa mucho pero ocupa poco espacio.
- Lo ideal es que sea redondeado y/o con forma ovoide.

Toda la honda puede estar construida con el mismo material, o bien (como vemos en el video tutorial que acompaña a este artículo) el receptáculo puede hacerse de un material diferente a las correas, y atarse estas últimas al primero. En cualquier caso, conviene darle una forma redondeada y ahuecada la bolsa para la munición, así se mantendrá allí más fácilmente una vez colocada, y no se nos caerá cuando iniciamos el movimiento y todavía la fuerza centrífuga no empezó a darse.

Para este fin lo mejor quizás sean los materiales más blandos, como puede ser una bolsa de polietileno, pero al mismo tiempo suelen ser menos resistentes. El equilibrio entre resistencia y maleabilidad suele darlo la tela o el tejido textil, y por eso las buenas hondas se construyen "tejiendo" o trenzando este material. Aunque en el video mostramos un receptáculo con forma rectangular, lo ideal parece ser hacerlo en forma de "ojo", o sea, elíptico, Al mismo tiempo, si la bolsa tiene un material poco deslizante en la zona que hará contacto con la munición, mucho mejor.

El material nunca debe ser totalmente flexible o elástico (como pasa con las tirachinas, resorteras o gomeras, o cierto tipo de catapultas) porque sino el tiro no saldría bien. Es decir, no se puede usar gomas para las correas de la honda.

En una de sus correas (la correa de retención, la que no soltamos) es conveniente hacer un anillo para el dedo o la muñeca, para así no soltar por accidente ambas cuerdas al momento del lanzamiento. Como mostramos en el video, si no hacemos ese anillo, es fácil improvisar simplemente un nudo en nuestro dedo para lograr lo mismo. En el peor de los casos simplemente podemos enrollar el extremo en nuestro dedo, la mano o la muñeca con la que arrojamos.

La otra correa, la correa de disparo, puede terminar en algún tipo de protuberancia o abultamiento tejido sin solución de continuidad, o añadido, tal como un botón, perilla, borla o un simple nudo. Esto facilita el lanzamiento, y en algunos casos también hace que la honda suene como un látigo al ser "disparada". Normalmente la corea de disparo se sostiene con entre el dedo índice y el pulgar.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com