Principios para el trampeo o construcción de trampas para cazar en supervivencia (II)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Trampas de lazo para cazar en supervivencia (I)

Pescando con red en el mar (forma no tradicional)

Vídeos de supervivencia: buscando larvas para comer

Dos buenos alimentos para situaciones de supervivencia y actividades al aire libre

Recolección de setas, callampas u hongos comestibles: recomendaciones básicas

Supervivencia y alambiques: formas de obtener agua de la nada, destilarla y potabilizarla (I)

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Recomendaciones para el cuidado del medio ambiente en actividades al aire libre

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para senderismo y excursionismo

Equipo de supervivencia

Una trampa debe estar bien ubicada y/o cebada

Una trampa puesta en el lugar que no es de uso o paso común del animal o animales que pretendemos cazar, difícilmente será efectiva. Por eso, antes de instalar una trampa debe analizarse cuidadosamente los hábitos de los animales de la zona, y trampear en consecuencia. Los mejores lugares para instalar trampas son:

- Huellas o sendas hechas por el paso regular de animales (desde o hacia su refugio, lugar en donde se alimentan, lugar en el que beben, etc.), idealmente donde los caminos se estrechan y hacen más difícil evitar la trampa.

- Pese a lo que pueda pensarse, no suele funcionar poner trampas cerca de acuíferos o de sus madrigueras, porque es donde estos están más atentos y, por lo tanto, suelen evitarlas ante el menor indicio de anormalidad.

- En lugares habituales de descanso (por ejemplo, muchos pájaros suelen posarse regularmente en las mismas ramas de los árboles, rocas u otros lugares).

- En lugares por los que normalmente no usan para transitar, pero que usarían en caso de huida, campo a través. Para que esto funcione, hay que asustar al animal cuando pasa, y así llevarlo por miedo a la zona en la que hayamos puesto las trampas.

Cuando la trampa usa cebo, la elección del cebo o carnada hará que la trampa sea más o menos efectiva. La única forma de saberlo es, habitualmente, por medio de ensayo y error.


Video tutorial que explica algunos de los principios para la construcción de trampas en supervivencia.

Una trampa debe estar camuflada y mimetizada

Una trampa puede ser perfecta en cuanto a su confección y robustez, pero nunca cazar nada debido a que no se encuentra debidamente camuflada o mimetizada, ya que si no camuflamos nuestra trampa, los animales la evitarán.

La mimetización debe ser tanto visual como olfativa, ya que sobre todo esto último suele pasar desapercibido para nosotros los humanos, por usar principalmente el sentido de la vista para interactuar con el medio ambiente. Pero los animales suelen tener en general una mayor percepción y consciencia de los olores, sobre todo de lo olores que no son los normales de su ecosistema natural, ya que eso suele indicar la presencia de algo "anormal" o "desconocido", es decir, de un potencial enemigo al acecho.

Para lograr una buena mimetización de una trampa hay que tener en cuenta:

- Modificar el medio ambiente natural o normal lo menos posibles (no dejar huellas)

- Usar materiales naturales para la construcción de la trampa, y no modificarlos. Por ejemplo, si es posible, no le sacaremos la corteza a las ramas de los árboles o palos, y las tallaremos lo menos posible.

- Manipular lo menos posible los materiales que componen la trampa con las manos desnuda.

- Camuflar la trampa de forma visual siguiendo los principios para la mimetización que puede leer aquí.

- Ocultar el olor a "humano" (animal extraño) usando, por ejemplo, materiales naturales (barro, excrementos, musgo, vegetales, etc.) para refregar la trampa y las manos buscando "borrar" nuestra huella olfativa en la medida de lo posible. También se puede usar humo, que si bien no es un olor natural normal en el medio ambiente, los animales lo conocen y le temen menos que al olor de un animal extraño (humano).

Incluso siguiendo las reglas anteriores, lo normal es que, al principio, las trampas no tengan éxito debido a que los animales evitan todo lo nuevo en el entorno, por precaución. Por lo tanto, hay que esperar y no desarmar la trampa en seguida, sino dejarla "estacionarse", ya que, a medida que pasa el tiempo, más se mimetizará con el ambiente de forma natural, y tenderá a ser más aceptada por la fauna local, hasta que finalmente se cobre alguna presa.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com