Al agua con seguridad


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Seguridad para nadadores, bañistas y buzos (I)

Supervivencia en el agua: corrientes de succión, retorno o resaca (I)

Natación de supervivencia: saltando al agua de forma segura (I)

Hidrocución: definición y prevención de primeros auxilios

Normas para la prevención del contagio de enfermedades en deportes acuáticos (I)

Medidas higiénicas y de seguridad para la práctica de actividades acuáticas

Consejos para protegerse del Sol (I)

Determinando valores normales y anormales de presión arterial

Primeros auxilios: Valoración primaria de un herido (I)

Primeros auxilios: RCP, reanimación cardiopulmonar o resucitación cardiorespiratoria (I)

Primeros auxilios: Valoración secundaria de un herido (I)

Productos y servicios relacionados

Equipos y provisiones para la aventura

Muchos aprovechan la temporada de verano para darse un baño o meterse a agua a nadar, disfrutar de los deportes acuáticos, etc. Por eso viene bien que recordemos algunas recomendaciones útiles para evitar pasar malos momentos y evitar accidentes.

Algunas normas de prevención a tener en cuenta son:

Antes de meterse al agua.

- Bañarse o nadar solamente en los lugares habilitados para tal efecto, y si es posible que siempre estén vigiladas.

- Seguir las instrucciones de guardavidas o socorristas.

- No sumergirse o entrar al agua de forma brusca, sobre todo después de comer o hacer un ejercicio intenso (posibilidad de hidrocución).

- Evitar tirarse o zambullirse de cabeza en lugares poco profundos o donde se desconozca la profundidad.

- Si se nota algún síntoma extraño estando en el agua (cansancio, dolor de cabeza, escalofríos) hay que salir del agua o avisar a una persona cercana para que nos ayude (recordemos que hasta un simple desmayo en el agua puede llevar al ahogamiento).

- Siempre mantenga a los niños vigilados desde una distancia a la que pueda a la que no sólo pueda verlos, sino llegar a ellos rápidamente en caso de problemas.

En la playa.

- Prestar atención a las banderas que indican el estado del mar y el nivel de peligrosidad para los bañistas, normalmente (pueden variar levemente dependiendo el país) verde o azul, sin peligro; amarillo - amarillo negro, peligroso; rojo-rojo negro, prohibido bañarse.

- No nadar nunca a contracorriente si nos sentimos arrastrados por una mar adentro, sino hacerlo paralelo o en diagonal respecto de la playa, para evitar la corriente, y una vez fuera nadar sí de vuelta hacia la playa.

En la pileta o piscina.

- Uno de los mayores peligros son los rebalones y caídas debido a suelos mojados. Correr no es una buena idea.

- Mantener la higiene personal y exigir la higiene pública en las instalaciones.

- Respetar y hacer cumplir todas las normas de seguridad, normalmente indicadas por socorristas acuáticos o guardavidas.

En ríos y otros acuíferos.

- Nunca nadar en ríos u acuíferos desconocidos.

- Comprobar siempre la temperatura del agua antes de entrar, no hacerlo bruscamente si no podemos comprobarla.

- No bañarse en lugares potencialmente peligrosos: cascadas, pozas, etc.

- Nunca tragar o beber agua de un acuífero natural, salvo que sepamos a ciencia cierta que no nos afecta.

Para más información visite los artículos listados a la izquierda de estas líneas.

Fuente: Cruz Roja, Andinia.com.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com