Hidrocución: definición y prevención de primeros auxilios

Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Golpe de calor y primeros auxilios

Hidratación y ejercicio físico

Primeros auxilios: síntomas, consecuencias y efectos de la deshidratación

Insolación: prevención y primeros auxilios

Determinando valores normales y anormales de presión arterial

Primeros auxilios: Valoración primaria de un herido (I)

Primeros auxilios: RCP, reanimación cardiopulmonar o resucitación cardiorespiratoria (I)

Primeros auxilios: Valoración secundaria de un herido (I)

Productos y servicios relacionados

Equipos y provisiones para la aventura

La hidrocución o shock termorregulatorio ocurre normalmente cuando se ingresa al agua fría de forma brusca. Este fenómeno se descubrió al constatar que los carboneros que trabajaban en las calderas de los grandes barcos, morían en mayor número en los naufragios, y pese a que el resto de los marineros no lo hacían...se vio que además no morían ahogados (o sea, por ingreso de agua en los pulmones) sino de una especie de "síncope". Finalmente se relacionó el hecho de que estas personas estaban sometidas a las altas temperaturas de las calderas, y por lo tanto al caer al agua (relativamente mucho más fría) sufrían un shock que les producía la muerte, no por asfixia o ahogamiento, sino por la imposibilidad del cuerpo a adaptarse en tan poco tiempo a un cambio radical de la temperatura de su entorno. Es decir, prácticamente morían al contactar con el agua.

Bañarse en agua helada
Bañándose en el agua helada de un arroyo de montaña, riesgo de hidrocución.

Luego se determinó que esto también podía pasar con aquellos que tenían una elevada temperatura corporal debido a haber hecho ejercicio, o que habían comido copiosamente antes de ingresar bruscamente al agua, y por lo tanto el organismo no podía adaptarse. En el caso de haber comido mucho, esto pasa porque la sangre está acumulada en la zona digestiva, y no puede responder rápidamente desplazándose para subir la temperatura a otras partes del cuerpo. Es lo que en España se conoce como "corte de digestión", y lo que alimenta el mito de "no hay que bañarse después de comer" (que, como vemos, algo de cierto tiene).

Por eso es muy importante, si se puede evitar, el entrar al agua bruscamente en días de mucho calor y en aguas frías o heladas, después de haber comido mucho, después de tomar sol, o después de haber hecho ejercicio intenso (sobre todo si se está transpirado). Lo mejor en esos casos es ducharse antes (de hecho, esta es una de las razones por las que los socorristas y guardavidas insisten en esto, no sólo la higiene).

En lo que se refiera a la temperatura, también puede darse una hidrocución más raramente cuando se pasa de una zona de agua cálida a una fría (corriente), cuando se permanece durante mucho tiempo en agua fría o helada (por ejemplo, un náufrago), o cuando se entra en agua relativamente fría cuando se tiene fiebre.

En lo que se relaciona con la distribución de la sangre, además de lo mencionado respecto de la digestión y los problemas cardíacos, predisponen a una hidrocución el realizar ejercicios en el agua que nos lleven al límite del agotamiento físico, o el caer al agua golpeándose fuertemente en el plexo solar (zona del cuerpo desde la altura del pecho hasta el ombligo aproximadamente, con su centro en el final del esternón, en el apófisis xifoide) lo que puede producir un fallo circulatorio.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com