Tratamiento de heridas en primeros auxilios (I)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Primeros auxilios: el jabón no desinfecta heridas

Primeros auxilios: Valoración primaria de un herido (I)

Primeros auxilios: Valoración secundaria de un herido (I)

Primeros auxilios: RCP, reanimación cardiopulmonar o resucitación cardiorespiratoria (I)

Primeros auxilios: la cadena de supervivencia en los accidentes (I)

Golpe de calor y primeros auxilios

Insolación: prevención y primeros auxilios

La cadena asistencial en caso de accidente

Determinando valores normales y anormales de presión arterial

Congelación: reconocimiento y actuación de primeros auxilios (I)

Primeros auxilios ante hemorragias externas (I)

Consejos para protegerse del Sol (I)

Primeros auxilios: síntomas, consecuencias y efectos de la deshidratación

Hiponatremia, o el peligro de hidratarse en exceso (I)

Primeros auxilios: principios a seguir antes de transportar o movilizar heridos

Las causas de los accidentes (I)

¿Qué es el Triage o Triaje de catástrofe? (I)

Productos y servicios relacionados

Equipos y provisiones para la aventura

Ante una herida, los primeros auxilios serán fundamentales (sobre todo al aire libre, donde la atención médica no será inmediata). Lo primero que hay que hacer es determinar el tipo y la gravedad de la herida, porque esto va a determinar los pasos a seguir en las primeras etapas de su curación.

En lo que a su tratamiento de primeros auxilios se refiere, podemos dividir a las heridas, clasificándolas en dos grandes grupos: aquellas que precisarían ser suturadas (las más profundas o extensas) y aquellas que no precisarán sutura. Dicho de otra forma, diferenciaremos entre heridas superficiales o simples, y heridas profundas o graves. Ante grandes heridas la sutura (como explicaremos más adelante) no es una opción válida para el socorrista, por eso nos ocuparemos en este artículo de las heridas más "normales", es decir, de las que no precisan sutura, y de lo que podemos hacer en estos casos.

Sin embargo, sea cual sea el tipo de herida, en todos los casos hay unos síntomas que caracterizan a una herida externa:

- Separación de la piel (bordes de la herida).

- Dolor. Variable según el lugar y el tipo de herida, en general, cuanto más irregular, más dolorosa, y que se crearán siguiendo determinadas líneas de tensión.

- Hemorragia (sangrado). Será prioritaria detenerla.

Y también hay unos pasos comunes a seguir, que son los siguientes:

0 - Evaluación inicial del paciente (como siempre).

1 - Evaluación de la herida.

2 - Contener la hemorragia.

3 - Lavar o limpiar la herida.

4 - Desinfectar la herida.

1 - Evaluación de la herida.

Evaluando la herida determinaremos si es grave (profunda) o simple (superficial), además de saber si tiene complicaciones debido a la suciedad, objetos clavados [1], etc.

2 - Contener la hemorragia.

El contener una hemorragia (en este caso externa) es todo un tema aparte en primeros auxilios, que ya tratamos aquí.

Notas:
[1] Las heridas con objetos clavados o enclavados son un caso aparte. Como norma general, se debe inmovilizar el objeto clavado SIN retirarlo, y trasladar a un hospital.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com