La utilidad de los curvímetros y la medición de distancias reales (I)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Qué es y cómo se usa un curvímetro (I)

¿Me sirve de algo una brújula sola?

La otra forma de perderse

Orientación y polución lumínica (I)

La necesidad de la motivación para la supervivencia

Orientación y el problema de seguir fórmulas sin saber lo que significan

¿Qué hacer si se está perdido? (I)

Nº de emergencia y una peligrosa leyenda al aire libre

Orientación básica (I)

Orientación y sendas (I)

Pedir ayuda estando perdidos o extraviados al aire libre (I)

Cómo tallar madera usando fuego

Tipos de motivación aplicados a la supervivencia (I)

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para la aventura

Saber la distancia a recorrer es útil para poder planificar una expedición, excursión o salida al aire libre, ya sea de trekking, senderismo, montañismo, salidas a caballo, en mountainbike o cualquier otra actividad en la que tengamos que desplazarnos por caminos en donde no está señalizada o marcada la distancia a recorrer. Sabiendo la distancia (a la que, por supuesto, tendremos que sumar el desnivel) podemos averiguar el tiempo estimado que tardaremos en recorrerla, y por lo tanto la hora de salida y las horas de descanso para estimar la probable hora de llegada, las horas de luz disponibles, etc.



Video que muestra el uso de un curvímetro mecánico o curvímetro analógico.

Como un curvímetro nos marca la distancia horizontal aproximada (la distancia entre el punto de partida y el de llegada, sin tener en cuenta el desnivel) tendremos que estimarlo de alguna forma. Si sabemos el desnivel del recorrido, esto no será difícil. Si sabemos la distancia aproximada horizontal (A) y el desnivel (B) y buscamos la distancia aproximada real que vamos a recorrer (C ) la fórmula matemática [1] o ecuación estándar para averiguar entonces esta distancia más cercana a la real [2] es:

"C al cuadrado = A al cuadrado + B al cuadrado."

Calcular el desnivel "a ojo" es posible, si sabemos que en montaña (en general) hay que multiplicar por 3 la distancia si se trata de caminos largos muy sinuosos. Otra norma a "ojímetro" dice que siempre hay que sumarle un 5% en caminos fáciles (bien marcados y amplios) un 10% en caminos de dificultad media (más estrechos, poco marcados) y un 12% o más en caminos difíciles (muy sinuosos, poco o nada marcados, etc.)


curvímetro electrónico o digital con brújula
Un curvímetro digital: detalle de brújula incorporada

Por supuesto, al factor distancia averiguado con el curvímetro y al cálculo de desnivel (tanto positivo como negativo) habrá que sumarle las otras variables que, una vez sumadas, determinan el ritmo de marcha: la cantidad de personas en nuestro grupo, la capacidad física y técnica (destreza en caminata, montañismo, monta, bicicleta de montaña, etc. según corresponda) de sus miembros, etc.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com