Armas a bordo de los aviones: ¿Factor de riesgo o de supervivencia?

Clic aquí para contactar al autor
Pablo Edronkin

Lecturas sugeridas

¿Qué es lo que hace la diferencia en vuelo? (I)

Supervivencia de combate y tiro de defensa

El sistema de armas Nanotyrannus (I)

Armas de supervivencia: Cómo emplearlas para sobrevivir realmente

Introducción a la supervivencia (I)

Productos y servicios

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Armas para caza, defensa personal, artes marciales y paintball

Supervivencia militar y de combate

¿Le sirve de algo a un piloto llevar un arma de fuego en un avión?

Las armas de fuego tienen sus consecuencias: Por un lado es posible imponer la voluntad propia con ellas pero por otro es posible que al intentar efectuar tal imposición se causen daños irreparables a las personas envueltas en la disputa, a los bienes que se encuentren cerca o bien a individuos inocentes. Es muy difícil juzgar cada situación de supervivencia de combate por adelantado pero en razón de la polémica desatada por el hecho de que en Estados Unidos algunos pilotos lleven armas cortas, el caso merece cierto grado de análisis.

Y lo primero que hay que decir es que cualquiera que haya estado en la cabina de mando de una aeronave sabe que el espacio es muy reducido, que un piloto no puede levantarse con rapidez del asiento sin interferir con los mandos y posiblemente sacar de control al avión, que los tripulantes se sientan de espaldas a la puerta de entrada a dicha cabina, y que una bala puede perforar con suma facilidad el fuselaje. A esto hay que agregar que para llevar a cabo un combate a muy corta distancia con armas de fuego hay que estar muy bien preparado, de forma continua.

Tomando estos factores en cuenta se podría concluir que el llevar un arma de fuego en una aeronave es algo totalmente carente de valor y por el contrario, un peligro adicional. Sin embargo, la respuesta no es tan simple porque la portación de un arma a bordo también presenta sus beneficios.

En primer lugar, si se concibe a un arma de fuego como una herramienta de supervivencia para señalización, caza, etc. Su utilidad pasa a ser la misma que la de un chaleco salvavidas o una baliza ELT. Es decir, se transforma en algo que ojalá no tenga que utilizarse nunca pero que si hace falta, prestará grandes servicios a los sobrevivientes.

Por otra parte, en una aeronave comercial que transporta pasajeros el hecho de que un piloto posea un arma puede ayudarle a mantener el control bajo ciertas circunstancias en las que debe procederse de acuerdo a su criterio pero con la oposición de muchas personas. Por caso, esto es algo que puede suceder si el avión se estrella y hay que evitar peleas entre los sobrevivientes. En una zona hostil, un arma puede incluso servir como un elemento de autodefensa para el campamento de quienes hubieran sobrevivido a un aterrizaje forzoso. Y en cuanto a los posibles secuestros o casos de terrorismo a bordo o en vuelo, la existencia de un arma puede constituir un factor de disuasión adicional.

En el caso de las aeronaves pequeñas utilizadas en zonas agrestes, la portación de un arma cobra aún mayor importancia. Si se vuela en Alaska con un pequeño Piper Cub puede resultar necesario contar con alguna clase de defensa contra los osos; en el medio oriente, un arma puede servir también como un factor de negociación. Y en el peor de los casos, un arma de fuego se puede emplear para señalizar.

La decisión de transportar armas de fuego en manos de los pilotos debe pasar principalmente porque los mismos estén plenamente capacitados o no para utilizarlas criteriosamente. En sí, un arma es un objeto inerte que si se encuentra con el debido mantenimiento no causará disparos espontáneos ni otro tipo de accidentes; es cierto que la sola existencia de un arma a bordo genera un riesgo mayor, pero en estos casos un revólver o pistola constituiría un seguro de vida. Mientras no se caiga en el alarde y la imprudencia, el transporte de armas de fuego por parte de las tripulaciones se justifica plenamente pese a que resulta obviamente poco simpático.


Sin mucho espacio o movilidad para combatir, pero con un deterrente creíble.
Sin mucho espacio o movilidad para combatir, pero con un deterrente creíble.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com