El consumo de fibra en situaciones de supervivencia


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

La distancia a los alimentos como problema de supervivencia

La conducta, la motivación y la autoestima en supervivencia (I)

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Recomendaciones para el cuidado del medio ambiente en actividades al aire libre

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para senderismo y excursionismo

Equipo de supervivencia

La fibra es un nutriente muy común en la naturaleza, y presente en muchas formas puede ser considerado por el superviviente como una fuente válida de alimento...pero no hay que equivocarse, la fibra es un nutriente no energético, y consumirlo en grandes cantidades puede ser desde ineficiente hasta peligroso para la salud, lo cual debe tenerse en cuenta en situaciones de supervivencia.


Buscando larvas para comer.

Las fibras son compuestos polisacáridos vegetales que no hidrolisables (es decir, digeribles) por las enzimas digestivas de los seres humanos. Consumirlas en cantidades moderadas (no más de 50gr. al día) tiene efectos positivos para la salud a largo plazo.

Sin embargo, comer fibra en cantidades superiores a las recomendadas es perjudicial, ya que la fibra también tiene algunos efectos perjudiciales. El ácido fítico puede inhibe en alguna medida la absorción de hierro, calcio, magnesio y algunas vitaminas del tipo B, nutrientes (sobre todo el hierro) que son muy necesarios para personas que son vegetarianas o no comen carnes rojas.

Las fibras que contienen los alimentos pueden ser de dos tipos: hidrosolubles [1] o no hidrosolubles.

Las primeras, las hidrosolubles, fermentan en el cuerpo al disolverse en agua, contribuyendo a:

Bajar el LDL (colesterol malo).

Regular el azúcar en sangre.

Ejemplos de fibras hidrosolubles son la pectina, las gomas y los mucílagos, presentes en alimentos como la avena, los porotos o alubias, las chauchas o judías, los guisantes o arvejas, las zanahorias, las fresas o frutillas, las manzanas y las bananas o plátanos.

Las segundas, las insolubles en agua, al salir inalteradas del cuerpo:

Evitan el estreñimiento al facilitar el tránsito intestinal.

Dan más consistencia a las heces.

En algunos manuales de supervivencia se habla de que se puede comer corteza de árbol para sobrevivir en casos extremos... Nosotros dudamos de que esto sirva para algo desde el punto de vista nutritivo, ya que la corteza exterior de la mayoría de los árboles está compuesta principalmente de celulosa, alimento fibroso que puede ser digerido por algunos animales (como los alces) pero no por el hombre. Fibras como la celulosa está presente en muchos alimentos vegetales (cereales, frutas y verduras), ya que recubren las células que los componen, pero en una proporción bastante baja comparada con la que contiene un "apetitoso" árbol.

Otro tipo de fibra es la hemicelulosa o la lignina, esta última que compone las partes leñosas de los vegetales que contengan madera, y forma parte de los compuestos no carbohidratados que conforman algunas clases de fibras. Pese a esto, la parte interior de algunos árboles que se encuentra entre la corteza y la madera (cambium) puede consumirse y es nutritiva (es glucosa, de hecho), al igual que la sabia que resuman. Sin embargo, este es un tema que no trataremos en esta oportunidad, solo basta decir que salvo que se sepa identificar los árboles con corteza interior comestible es preferible no arriesgarse a comerla, porque incluso tras superar la prueba de comestibilidad no nos aportará grandes beneficios a nuestra dieta de supervivencia.

Notas:
[1] hidrosoluble, es decir, que se disuelve en agua.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com