Supervivencia y derechos: iguales ante la ley, no ante la realidad


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

La distancia a los alimentos como problema de supervivencia

La conducta, la motivación y la autoestima en supervivencia (I)

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Recomendaciones para el cuidado del medio ambiente en actividades al aire libre

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para senderismo y excursionismo

Equipo de supervivencia

A los grandes medios de comunicación y a los políticos les cuesta (o no les conviene) reconocer el hecho de que los derechos humanos son una linda utopía totalmente alejada de la realidad.


Aprendiendo a encender fuego de forma tradicional, lo cual no es un derecho, sino una habilidad.

No existen violaciones de los derechos humanos, sino la violación de lo que dice una declaración de derechos humanos, que hoy cumple 60 años. Hay una gran diferencia entre una cosa y la otra, diferencia que un abogado comprendería muy bien, pero que se resume en una sola palabra: REALIDAD.

La realidad humana (historia) y animal nos enseña que la supervivencia no es un derecho, no puede serlo. La supervivencia es un mérito. Un mérito al que puede haber contribuido en mayor o menor medida la suerte, pero a fin de cuentas, un mérito propio, como individuo o como especie.

La realidad socioeconómica humana no se desarrolla de acuerdo a nada parecido a los derechos humanos, por muchos esfuerzos que se haga en instaurar como "natural" algo ajeno a nuestra naturaleza. Esto que decimos, tan difícil de admitir y afirmar desde una postura política, nosotros lo aceptamos como una realidad apolítica y necesaria para cualquiera que quiera enfrentar una situación de supervivencia entre seres humanos, ya sea una situación de supervivencia excepcional, o una de supervivencia cotidiana, del día a día sin trabajo, o del día a día en el trabajo.

En todos los ámbitos humanos lo que rige (al menos desde que existe un sistema monetario que hace imprescindible la propiedad privada) es la competencia. Y la competencia no entiende de derechos, sino de fuerza y habilidad. El más grande de come al más chico, eso es en suma lo que pasa...salvo que el más chico sea más listo. Esto puede pasar a la luz del día y en la ilegalidad; o encubierto por los poderes de turno y en la más perfecta legalidad. Pero lo cierto es que en ningún caso las acciones humanas se rigen por una defensa altruista de los derechos humanos resumidos en la famosa declaración que hoy cumple años.

"¿Qué significa esto? ¿Que deberemos volver al caos de un no-gobierno?" El que piensa esto, no piensa demasiado. Porque lo que esto significa es que las cosas son tal como son ahora, como usted las puede ver todos los días si observa bien y no se cree simplemente lo que le cuentan: aunque a veces los derechos ayuden a suavizar la cosas, lo cierto es que las acciones humanas ocurren, y de los seres vivos en general actúan, de acuerdo a la supervivencia, no a los derechos. Los derechos son un invento humano (bastante reciente, por cierto), la supervivencia una necesidad de los seres vivos.

Saber esto nos mantiene alertas, y nos permite no confiarnos en los sistemas que dicen protegerlo a uno, pero que a la hora de la verdad lo dejarán a usted con el trasero al aire. Téngalo en cuenta, y vivirá más y mejor.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com