Arqueólogos parecen negar la realidad del canibalismo por cuestiones morales


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

La distancia a los alimentos como problema de supervivencia

La conducta, la motivación y la autoestima en supervivencia (I)

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Recomendaciones para el cuidado del medio ambiente en actividades al aire libre

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para senderismo y excursionismo

Equipo de supervivencia

Dos noticias sobre canibalismo ponen de manifiesto que probablemente historiadores, antropólogos, arqueólogos, sociólogos y demás "ólogos" que estudian la cultura humana antigua y actual, están subestimando lo común de esta práctica por parte de los seres humanos inteligentes.

Primera noticia: en China se acaba de prohibir el estreno de la película "Piratas del caribe: el cofre del hombre muerto", la segunda entrega de esta saga de aventuras de piratas protagonizada por Johnny Depp. La razón de la censura china: la película muestra escenas de canibalismo...

Segunda noticia, y aún más reciente: los investigadores, arqueólogos y antropólogos que analizan los restos fósiles y arqueológicos de Atapuerca [1], en España, confirman que el Homo Antecesor [2] era caníbal no sólo "puntualmente", sino metódicamente, y al menos durante cientos de años.. O sea, para hablar claro, comían carne humana todos los días. Los científicos dicen que al parecer comían principalmente a los extranjeros, y principalmente niños y niñas.

Esto último coincide con lo explicado en el libro Canibalismo ocasional: secretillos vergonzosos sobre la supervivencia a ultranza, de Shiguro Takada, respecto de que la razón lógica para practicar el canibalismo a gran escala sería la de, por un lado, no desperdiciar la carne de las personas que iban muriendo (no "regalarla" a otros animales, competidores o enemigos); y, por otro lado, acabar de usar para beneficio propio los cadáveres de sus enemigos. El que sean niños y niñas puede tener que ver con que serían más fáciles de capturar, y que al mismo tiempo privarían a los extranjeros de la progenie necesaria para hacerse fuertes en un territorio en donde no eran bienvenidos.

Pese a estas deducciones lógicas, los investigadores "descartan" en principio que esta práctica fuera un "hábito gastronómica" y la caratulan de "hábito cultural".

Me pregunto yo, ¿cuál es la diferencia? ¿no es la gastronomía una forma de cultura? ¿Es que le tienen miedo a Hannibal Lecter señores antropólogos? ¿temen que se difunda que este tabú actual no tenía mucha importancia antaño?

Sinceramente, parece evidente que los científicos, como nos adelanta Shiguro Takada en Canibalismo Ocasional, no se animan a reconocer un hecho científico por motivos morales.

En el libro Canibalismo ocasional: secretillos vergonzosos sobre la supervivencia a ultranza, de Shiguro Takada se pone de manifiesto no sólo el valor que ha tenido y puede tener la práctica del canibalismo para afrontar una situación de supervivencia en la cual la comida escasea, y donde los muertos humanos (por tétrico que sea) abundan... Un estómago hambriento no distingue una proteína de otra, y relatos reales de supervivencia como el del avión que transportaba un equipo de rugby uruguayo que terminó accidentándose en los Andes, y que luego se difundió gracias a la película "¡Víven!", sirven de ejemplo en el mencionado libro para mostrar como la moralidad mal entendida se deja de lado cuando los fuertes quieren sobrevivir.

Sin embargo, este libro va más allá, y pone sobre el tapete un tema ahora de actualidad: la posibilidad de que el canibalismo haya sido a lo largo de la prehistoria y de la historia de la humanidad no una práctica "obligada" en caso de supervivencia, sino una práctica común, cotidiana, incluso una forma de vida que no hace mucho no estaba mal vista, sino que era totalmente aceptada por razones de eficiencia alimentaria.

En tono de broma, pero no por eso sin fundamentar sus afirmaciones en hechos históricos, Shiguro Takada afirma que hay pruebas suficientes para demostrar que civilizaciones como la azteca [3], la mongola y otras la práctica del canibalismo no era un tabú, sino todo lo contrario, una forma de gastronomía totalmente ajena a rituales religiosos, una forma más (o "la forma") de alimentarse.

Esto personas "civilizadas" que usan Internet como quizás usted, querido lector, esto puede parecerle macabro, y hasta chistoso...pero poco menos que increíble. Ahora, este autor va más lejos, y afirma que en la actualidad se sigue practicando el canibalismo en muchos lugares del mundo, como por ejemplo, según afirma, en la China comunista...China...¿les suena la primer noticia citada más arriba? ¿será que el gobierno chino no quiere difundir la película Piratas del Caribe por no echar leña al fuego, es decir, no alentar una práctica "underground" habitual en el país?

Este libro [4] fue editado en el año 1999 en su versión en inglés, y en 2005 en su versión es castellano, sin embargo, estas dos noticias que acabamos de citar (para el ojo atento de aquellos que hemos leído algo sobre canibalismo, y en particular este libro de Takada) nos llaman muchísimo la atención, poniendo sobre el tapete y dando más fuerzas a las teorías del hombre como canibal.

Notas:
[1] Los yacimientos de la Sierra de Atapuerca se ubican al este de Burgos, España, y han sido declarados patrimonio de la humanidad al descubrirse en ellos una cantidad impresionante de fósiles humanos que datan desde hace un millón de años y llegan hasta la actualidad.
[2] Homo Antecesor es el nombre de una especie antepasado del hombre actual, el Homo Sapiens, y que vivió hace alrededor de 800.000 años.
[3] El autor del libro, o el traductor de la versión en español (aunque presumiblemente el primero) llama "aztecas" genéricamente a lo que en realidad fueron en lo que ahora es México los "mexicas". De la misma forma, se simplifica y hasta se falsea un poco el hecho de que los "aztecas" fueran un pueblo que floreciera en pocos cientos de años tras invadir el centro de México al emigrar, esto no es cierto según nos confirman investigadores asociados de Andinia. Sin embargo, lo que sí es cierto es que practicaban el canibalismo, y cualquier mexicano lo sabe.
[4] Puede comprar el Canibalismo ocasional: secretillos vergonzosos sobre la supervivencia a ultranza, de Shiguro Takada haciendo clic aquí



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com