Planificando para una emergencia o situación de supervivencia


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

La distancia a los alimentos como problema de supervivencia

La conducta, la motivación y la autoestima en supervivencia (I)

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Recomendaciones para el cuidado del medio ambiente en actividades al aire libre

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para senderismo y excursionismo

Equipo de supervivencia

Por muchos conocimientos que tengamos en técnicas de supervivencia al aire libre o supervivencia urbana para aplicar una vez ocurra, la emergencia, este no nos servirá de mucho si no prestamos la misma importancia a la planificación que nos permita afrontar esa posible situación de supervivencia.


Cocinando sobre una parrilla al aire libre.

Un ejemplo clásico lo constituye el aprovisionarse de alimentos para cuando, en caso de una situación de emergencia o supervivencia urbana, la comida escasee, lo que nosotros llamamos una situación de "cocina extrema". Sin embargo, esto no significa comprar simplemente toneladas de comida "por si acaso", sino tener una despensa o almacén bien identificado, con una reserva de alimentos ponderada racionalmente. Por mencionar alguno de los aspectos a considerar, deberemos:

Comprar alimentos no perecederos (latas, legumbres, pasta, harinas, etc.). De nada sirve comprar alimentos congelados, por ejemplo, cuando lo más probable es que, en una verdadera emergencia urbana, la energía eléctrica esté cortada.

Elegir alimentos que se puedan comer crudos o de fácil cocción, ya que el agua puede también escasear, por lo que hay que. Algunos ejemplos son: cuscús, arroz, fideos, aceite, sal, azucar, etc.) de nada servirían, por ejemplo, garbanzos o lentejas, aunque nos gusten tanto :) Tampoco valdrían aquellos que necesiten cocinarse en horno o de mucho fuego, porque la energía, el gas o el combustible puede ser también un "bien de lujo", en estas precarias circunstancias.

Cocinando con leña en una salamandra, y en base a alimentos no perecederos (harina, grasa y agua)
Cocinando con leña en una salamandra, y en base a alimentos no perecederos (harina, grasa y agua)
Cocinando con leña en una salamandra, y en base a alimentos no perecederos (harina, grasa y agua).

Hay que tener una reserva suficiente de combustible en forma de madera y papel, porque puede que la única forma de cocinar la constituya el fuego a base de leña. Un iniciador rápido como el Napalm también vendría bien (no es broma, ver enlace anterior).

Que los alimentos cubran todos los requisitos nutricionales necesarios para garantizar una dieta equilibrada (recordemos que los medicamentos y los médicos escasea en situaciones de supervivencia urbana, por lo que lo mejor es mantener una buena alimentación como base para una buena salud).

Que los alimentos que tengan una fecha de vencimiento o caducidad lo más alejada en el tiempo posible, y consumirlos y reponerlos por nuevos cuando esta esté cerca.

En el caso de que tengamos terreno disponible, una buena opción lo constituye almacenar carne "viva". Es decir, tener animales de granja. La carne y todo alimento fresco puede llegar a escasear al cortarse los canales de distribución. Lo mismo vale para las frutas, verduras y hortalizas: un huerto propio nunca viene mal. En resumen, a mayor autosuficiencia alimenticia, mejores chances de supervivencia.

Para más información sobre supervivencia urbana y supervivencia en general, te invitamos a visitar nuestro foro.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com