Molino hidráulico de harina: molinos de aceña

Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Tipos de motivación aplicados a la supervivencia (I)

La conducta, la motivación y la autoestima en supervivencia (I)

La necesidad de la motivación para la supervivencia (I)

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Recomendaciones para el cuidado del medio ambiente en actividades al aire libre

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para senderismo y excursionismo

Equipo de supervivencia

Entre los molinos hidráulicos (movidos por la fuerza del agua) se distinguen los molinos de aceña, se construían (a diferencia de los de "caz" [1]) con su rueda motriz directamente ubicada sobre el curso normal de un río o arroyo, y ésta suelía estar en posición vertical.


Este video muestra el interior de un molino de hidráulico de harina, del tipo de aceña, en funcionamiento. Este molino fue construido
en el año 1841 y reacondicionado alrededor del año 1905, pertenecía a granjeros que lo usaban para el comercio secundario,
para moler cereales, trillar lino y cortar forraje para los animales.
El molino está en el museo al aire libre de Detmold,
en la región de Renania del Norte-Westfalia o Renania septentrional-Westfalia, en Alemania.

Los molinos de aceña eran harineros, es decir, se usaban principalmente (aunque no exclusivamente) para moler granos de cereales transformándolos así en harinas. Disponian de una rueda hidráulica de paletas rectas (conocida como rueda vitrubiana) que con un sistema de engranajes (conocido como catalina y linterna) transmitía este movimiento a la piedra de moler, que como su nombre indica era la encargada de macerar el grano. Estos molinos se usaban también para preparar la hierba que comía el ganado de en el campo (forraje) y para trillar (separar el grano de la paja).

Aunque los molinos hidráulicos dejaron de ser competitivos desde el momento en que empezaron a ser rentables y más eficaces los molinos eléctricos, lo cierto es que nunca dejaron de usarse en muchos lugares de Europa (donde más se encuentra) debido a que eran una forma de disponer de energía barata y redundante, y muchas veces disponible cuando la electricidad no lo estaba. Esto significa que desde el punto de vista de la supervivencia urbana o rural (supervivencia en el campo) un molino hidráulico convencional sigue siendo un bien muy preciado incluso ahora. Y los molinos en general lo son por muchas razones.

Recordemos que aunque se llama "molino" por extensión a todo mecanismo de palas movido por alguna fuerza natural (viento o agua) con el objetivo de generar cierto trabajo u energía (energía eléctrica, energía mecánica, etc.) lo cierto es que originalmente los molinos eran los que utilizaban esta fuerza (como indica su nombre) para "moler". Es decir, eran básicamente una de las primeras máquinas a disposición de la agricultura desde que esta pasó a ser algo más que una simple actividad casera de supervivencia para convertirse poco a poco en la verdadera industria que es ahora.

En el campo los molinos de agua, que movidos por el viento hacían la misma labor de "generadores" de harina, eran la opción allí donde los molinos convencionales no eran viables por no existir arroyos o cursos de agua a ras de suelo.

Al mismo tiempo, los molinos de agua, a través de una bomba de extracción, hacían disponibles el agua subterránea (comunmente llamada "agua de pozo") y así eran (y muchas veces siguen siendo) otra de las grandes ayudas de los campesinos. En lugares como Argentina este tipo de molinos son una marca típica del paisaje pampeano, por ejemplo.

La herencia de esta tradición está ahora en los actuales generadores de energía eólica, también llamados "molinos" por la misma razón (pero que deberían llamarse "turbinas eólicas" o "aerogeneradores") aplican los mismos principios para lograr electricidad, y son (como todos sabemos) una de las fuentes actuales de energía renovable en auge.

El campo argentino con un molino de agua.
Una típica estampa del campo argentino, en donde si se mira con atención se ve un molino de agua
tras unos postes eléctricos (para ver la foto ampliada hacer clic en la foto y seguir el link "1024x768").

Notas:
[1] Los molinos de canal o "de caz", se construían separados de los cursos de agua, pero cerca de ellos, para lo cual se hacía una represa o azud para embalsar el agua y conseguir la diferencia de altura necesaria para lograr una mayor presión, y así el volumen suficiente en los lugares donde las corrientes de los ríos no era fuerte y/o su caudal era estacional, de tal forma que se conducía el agua desde el azud por un canal (llamado caz), para hacer desembocar el agua al final, en caída libre.

Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com