F. Ferrero

Supervivencia al aire libre: alimentándose de plantas y frutos silvestres (II)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Juegos, apuestas y entretenimientos

2) - En segunda instancia, debemos evaluar todos los vegetales, ya sean verduras, hortalizas o frutas a consumir, de acuerdo a las exigencias de la "prueba de comestibilidad"; y esto debe hacerse por supuesto individualmente, cada uno de los miembros del grupo (si lo hubiera) por su lado. Y esto es así porque algunos vegetales pueden evidentemente causar alergias a algunas personas y a otras no, y en estos casos más vale no correr riesgos innecesarios.

Pero incluso si superamos la prueba de la clasificación o selección visual de los vegetales silvestres a ingerir, suponiéndolos aptos para el consumo (y aunque más no someramente (para haberlo verificado luego aplicándole la prueba de comestibilidad) hay otros aspectos a considerar si estimamos que nuestra situación de aislamiento puede llegar a prolongarse más de lo deseado, obligándonos a planificar a largo plazo.

Pensando a largo plazo nos vemos obligados a considerar dos aspectos fundamentales:

A) - El abastecimiento / aprovisionamiento

Hay que utilizar una fuente de alimentos renovables, es decir, que no se agote significativamente a lo largo del tiempo, o que pueda ser reemplazada por una similar.

Por poner sólo un ejemplo, mencionaremos el hecho de que los árboles frutales silvestres, incluso en la época del año en que nos ofrecen sus frutos, no son un fuente inagotable en el corto plazo como puede esperarse. Las frutas pueden durar menos de lo esperado sino tomamos a tiempo las recaudos necesarios, ya que si hay frutos, hay también potenciales "competidores" entre los animales autóctonos o la fauna local que harán buen uso de ellas. Y lo peor es que al igual que haríamos nosotros, estos animales (por ejemplo, los pájaros y aves frutícolas) empezarán por comerse las frutas más maduras o en mejor estado, dejándonos aquellas con las que podríamos indigestarnos. Si entonces no tomamos medidas para ahuyentar o cazar a estos animales (lo que, dicho sea de paso, puede ser una fuente adicional de proteínas), vamos a ser víctimas de sus astucia, siendo vencidos por estos pequeños supervivientes.

B) - La nutrición

Lograr una dieta lo más equilibrada posible (nutricionalmente hablando) es algo que no sólo debe perseguirse en la ciudad, en condiciones normales. Será indispensable por tanto consumir algo de carne, pudiéndonos valer al menos de las proteínas que proporcionan los insectos, por ejemplo, aunque ese tema excede el ámbito de este artículo. Por lo menos los vegetales que comamos deberán ser variados, no limitándonos nunca a comer sólo un tipo de ellos.


<<Anterior - Indice - 1ra Página - Comprar - Buscar - Siguiente >>


El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©