Las armas de supervivencia de los supervivientes

Clic aquí para contactar al autor
Pablo Edronkin

Lecturas sugeridas

Armas de supervivencia: Cómo emplearlas para sobrevivir realmente

Introducción a la supervivencia (I)

Todos los consejos al aire libre

La estandarización del equipo

Todos los huevos en la misma canasta

Consejos de Supervivencia: Evitar riesgos innecesarios

El sistema de armas Nanotyrannus (I)

Productos y servicios

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Equipos y provisiones para la aventura

Equipos de supervivencia

En el mundo, y particularmente en Estados Unidos, se ha creado la idea de que una persona con un arma de supervivencia es un individuo que porta un fusil de asalto con un gorro de piel a la David Crockett, pero se trata de un estereotipo alejado de la realidad.

Estados Unidos es un país en el que la atracción por las armas de fuego tiene un sentido peculiar, el cual no vamos a juzgar en sí mismo pero que tiene una consecuencia directa sobre lo que es la supervivencia: Al hablar de esta disciplina se tiende a pensar en el estereotipo de la supervivencia de combate al estilo Rambo, y eso lleva a sentir la necesidad de contar con armas de fuego potentes como un fusil M16, un AK47 o un G3, que son interesantes armas pero de muy discutible valor como armas de supervivencia excepto en los campos de batalla. Esto se debe a que los propios estereotipos norteamericanos, pro el peso de este país, terminan convirtiéndose en los estereotipos de una multitud de personas alrededor del mundo.

En realidad, sobrevivir es algo que la especie humana viene haciendo por millones de años y las armas de fuego constituyen una tecnología de menos de un milenio. Los fusiles de asalto se originaron en la segunda guerra mundial así que constituyen una muy pequeña fracción de lo que es el total de la evolución del armamento portátil basado en el uso de la pólvora. Por consiguiente, asumir que la supervivencia necesariamente se asocia con las armas de fuego y particularmente, con cierto tipo de armas de guerra constituye una noción equivocada.

Desde luego que en un combate un arma semejante otorga al que la posee una posibilidad mucho mayor de sobrevivir, pero las situaciones de supervivencia, y aún aquellas en las que puede ser necesario empelar un arma en defensa propia abarcan muchísimas más posibilidades, por lo que creer que la supervivencia debe basarse en el armamento constituye también un serio error conceptual que desvía demasiada atención y demasiados recursos hacia la adquisición de este tipo de equipos por parte de personas que en muchos casos, ni siquiera poseen la experiencia militar necesaria como para utilizarlos de forma eficaz y prudente, y ni qué decir legal. Es muy probable que la mayoría de los entusiastas de este tipo de armamento salgan corriendo frente a un adversario decidido realmente a combatir, como un grupo de Al-Qaeda o personas semejantes, porque sencillamente poseen un entrenamiento muy superficial, de aficionados, en técnicas de combate.

Quien se entrena para la supervivencia debe prepararse para sobrevivir sin armas y sin equipo, porque la esencia de dicho entrenamiento consiste en que las personas encuentren la capacitación y cuenten con la habilidad para mantenerse con vida pese a todo. Por supuesto que contar con equipo es bueno y en una situación real de supervivencia no deberíamos desdeñar a ninguna pieza de equipo que encontremos, ya sea que se trate de fusiles o aspirinas, pero no es bueno acostumbrarse a depender de un equipo determinado. No se puede creer que en una situación de supervivencia siempre vamos a tener un cuchillo o una pistola. Basta pensar, por ejemplo, que en los aludes, tsunamis, accidentes aéreos, etc. las víctimas y los sobrevivientes muchas veces terminan desnudos, con sus ropas arrancadas por el aire, el agua, las rocas, etc.

En caso de caer prisioneros de alguna facción combatiente evidentemente que el equipo de valor y el armamento serán confiscados, y en otras situaciones este tipo de equipos pueden extraviarse o quedar inutilizados. En muchos casos, personas han tenido que sobrevivir sin ninguna clase de armas durante años aún cuando les hubiera venido bien o hubieran deseado tenerlas. Por caso recordemos a los prisioneros de los campos de concentración nazis o del gulag soviético.

Eso quiere decir que si se tiene la buena fortuna de sobrevivir, es bastante probable que no se cuente con armamento aún cuando se lo haya transportado. Entonces, haberse acostumbrado a depender exclusivamente de las armas puede resultar contraproducente porque no se sabrá qué hacer sin ellas. No debe contarse con que el equipo de emergencia estará siempre disponible.

La organización de los supervivientes y su actitud son siempre más importantes que cualquier equipo con el que puedan contar. Muchas veces la gente, diversos autores, políticos, historiadores, etc. se preguntan cómo es que el pueblo judío ha sobrevivivido y prosperado durante milenios pese a que en la práctica son la gente más odiada del planeta - no vamos a analizar el por qué de semejante odio ancestral contra un pueblo determinado en este punto, pero convengamos que es un hecho.

Los judíos han sido sometidos a mas de cuatrocientos pogromos en su historia, y han sido sometidos a un trato que en cualquier otro caso y sin excepción, ya hace rato que hubiera causado la extinción de su cultura. La respuesta a estos interrogantes no reside en el dinero que podrían tener, pues hubo épocas en que carecían de él, ni a sus armas, porque entre el año 72 y el año 1948 no contaron con fuerzas militares propias.

Las dos razones por las que los judíos han sobrevivido se resumen en su mejor organización como grupo y su deseo de sobrevivir y prosperar. Basta pensar que cualquier pueblo, cuando es exiliado, lucha por su superviviencia y en general, en estado nómade sus integrantes solamente pueden contentarse con que nadie los mate y puedan ver un atardecer más. Los judíos, en cambio, al haber abandonado Egipto le dieron al mundo las tablas de los mandamientos, que constituyen la base ética y moral del cristianismo, el judaísmo y el islam de la actualidad.

¿Qué refugiados del planeta están hoy en día en condiciones físicas e intelectuales de crear civilizaciones mientras todavía luchan por salvar la suya? Eso solamente se logra con una cierta actitud frente a las dificultades, porque decenas de imperios lo han intentado por las armas y nunca lograron lo mismo.

De hecho, los judíos han visto pasar a los asirios, babilonios, cruzados, islamistas, nazis, comunistas, romanos y otomanos, a la inquisición, a la policía secreta del zar, a la KGB y a un sinfin de individuos que los han querido exterminar. Y lo lograron, esencialmente, sin armas y siempre en situación de minoría, porque no hay que olvidar que incluso hoy en día hay menos de venite millones de judíos en un mundo con dos mil millones de musulmanes que no los quieren para nada, sin contar a una buena parte de la cristiandad y de otros grupos en los cuales tampoco les profesan particular simpatía (Ver The Skowronek Bankers).

Sobrevivir a todo eso no se logra con armas, sino con actitud.

Ls armas pueden servir. Siempre es mejor tenerlas en situaciones de violencia. Las armas pueden constituir valiosas herramientas de supervivencia, pero como mencionamos, salvo en el contexto de una auténtica guerra, las armas de naturaleza puramente militar no son las más aptas como armamento para sobrevivir, y que como dijimos, más importante es la actitud que se tenga. Existen otras variantes entre las armas de fuego más aptas para este fin e incluso es posible defenderse, obtener alimentos y señalizar sin ninguna clase de arma de fuego.

A quien se inicia en la supervivencia le podemos decir que antes de pensar en adquirir un fusil de asalto, aprenda bien las técnicas fundamentales de supervivencia; si hace esto va a entender mejor cómo y cuando esas armas le pueden servir en escasas ocasiones y cuantas otras variantes más efectivas hay. Si después de ello compra un arma de esas características, por lo menos que sea por un bien entendido amor a las armas o el deseo de sentir cierta clase de aventura bélica imitando a un combatiente de verdad, y no por la falsa idea de seguridad que ellas transmiten, mayormente gracias a las películas.


Entrenamiento esencial para la supervivencia de combate.
Entrenamiento esencial para la supervivencia de combate.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com