Tenga a su arma de supervivencia siempre lista para ser utilizada

Clic aquí para contactar al autor
Pablo Edronkin

Lecturas sugeridas

Armas de supervivencia: Cómo emplearlas para sobrevivir realmente

Introducción a la supervivencia (I)

Todos los consejos al aire libre

La estandarización del equipo

Todos los huevos en la misma canasta

Consejos de Supervivencia: Evitar riesgos innecesarios

El sistema de armas Nanotyrannus (I)

Productos y servicios

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Equipos y provisiones para la aventura

Equipos de supervivencia

¿De qué serviría tener algo destinado a servir como medio de supervivencia de última instancia si no se puede utilizar? Esto es especialmente cierto en el caso de las armas destinadas a defender la vida propia.

Nuestro cuerpo no es como un ordenador o computadora y nuestra alma no es como un producto de software; no tenemos reposición, no podemos reiniciar el sistema o reinstalar lo que no quedó bien configurado. Un error de sistema operativo para nosotros significa una enfermedad terminal, así que debemos cuidarnos y para eso existen las técnicas de supervivencia. Y entre todas las técnicas, ideas y conceptos relacionados con la supervivencia están las armas destinadas a servir como elementos de defensa de última instancia, particularmente en el caso de las de fuego. Si nuestra arma de supervivencia falla no hay reinicio posible del sistema ni reclamo para hacer al servicio de atención al usuario.

Pero las fallas en cualquier clase de equipo crítico - incluyendo el armamento de supervivencia - no necesariamente deben ser mecánicas, eléctricas, electrónicas o lógicas, sino conceptuales: En efecto, son tan pocos los sistemas verdaderamente autónomos que bien podemos generalizar el concepto de que si el propietario de una máquina falla, la máquina fallará también aunque se encuentre en perfectas condiciones. Y esas fallas pueden gestarse durante toda la vida del aparato mientras se lo mantiene - supuestamente - listo para ser utilizado en caso de emergencia. Es decir, si se equivoca el propietario o usuario, no hay nada que hacer por más perfecta que pueda ser un arma de supervivencia y por eso nos parece mucho más importante, al analizar este tipo de cuestiones, pensar que es menos significativo ocuparnos del equipo en sí, aunque ello también cuenta, que de la persona que lo va a usar.

Dejando de lado las posibles fallas auténticamente mecánicas - muy poco probables -, se puede fallar con un arma de supervivencia en torno a unas pocas cosas:

Mal mantenimiento: El arma de supervivencia debe mantenerse siempre en perfectas condiciones. De ser posible, todos los días debe ser revisada, limpiada y cualquier desperfecto, por menor que parezca, debe ser reparado. Nunca hay que subestimar el efecto del propio entorno en el equipo, y no hay que asumir que porque en casa limpiamos el revólver una vez cada seis meses y funciona, lo mismo podrá hacerse en las cercanías de Timbuktu. El mal mantenimiento proviene siempre del mal entrenamiento, cuando no se han desarrollado los hábitos adecuados, o de la pretendida adaptación de hábitos útiles para un cierto ambiente en otros más rigurosos. Precisamente: En una zona de clima templado y sin polvo en el aire, o sin excesiva humedad ambiente como puede ser una buena parte de la Europa continental, la limpieza de un arma resulta más sencilla y menos rigurosa que en los desiertos africanos o las selvas.

Mal criterio de decisión de utilización: No desenfundar el arma de supervivencia a tiempo puede ser tan malo como no tenerla o que ésta tenga un desperfecto mayor. Pero utilizarla antes de tiempo, con imprudencia, o incluso mostrarla cuando no corresponde puede ser algo casi tan malo como lo anterior. No hay que tener excesivas inhibiciones en cuanto al uso de un arma de supervivencia porque eso contraría a la propia idea de tenerla, pero tampoco se puede actuar con gatillo fácil porque se terminará cometiendo algún asesinato. El balance mental que se necesita para saber cuando y cómo utilizarla es quizás lo más difícil de obtener y proviene únicamente de la práctica y la experiencia. En otras palabras: No se puede pensar razonablemente que un arma de supervivencia servirá sin una práctica de tiro constante que implique no solamente el desarrollo de la puntería, sino de la facultad de discernir los peligros con claridad. En este sentido, el paintball y los combates basados en arias de tipo airsoft en condiciones de combate simuladas ya han probado constituir excelentes medios de entrenamiento, particularmente para este aspecto de la cuestión.

Mala ejecución del uso: Una vez que se presenta la situación de supervivencia, se debe actuar de forma casi refleja, automática. No hay tiempo para reflexionar o incluso para apuntar con el arma - de ahí la disciplina conocida como tiro instintivo. En esta etapa de la utilización de un sistema defensivo de supervivencia es donde resulta posible observar más claramente las fallas. Este aspecto está muy relacionado con el anterior puesto que es muy difícil determinar exactamente cuando empieza y termina la etapa de decisión y se pasa a la de ejecución de la acción defensiva. En algunos casos, desenfundar puede ser el paso previo a los disparos, mientras que en otros, la acción de desenfundar el arma y hacerla evidente a los potenciales agresores puede constituir la propia acción de supervivencia. Una vez más, el entrenamiento y la experiencia son los que dictarán cómo debe hacerse esto y nuevamente se constata que un arma de supervivencia sin entrenamiento adecuado resulta inservible y peligrosa en casi todos los casos.

Realmente no hay más secretos relacionados con el uso de un arma de supervivencia. Si se corrigen las fallas y errores mencionados, el arma de supervivencia estará allí cuando haga falta. De lo contrario, no habrá más historias que contar.


Entrenando en el bosque con un revólver calibre .32 elegido como arma de supervivencia.
Entrenando en el bosque con un revólver calibre .32 elegido como arma de supervivencia.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com