Recomendaciones para sobrevivir a la influenza, gripe o gripa porcina (III)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Alerta sobre la gripe, gripa o influenza: síntomas, recomendaciones, preguntas frecuentes (I)

¿Pandemia de gripe porcina u otra necesidad mediática-política-economica?

Como está afectando REALMENTE a los humanos el virus de la gripe aviar o gripe aviaria

Siguiéndole la pista a la gripe aviar)

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Medicinas y alimentos naturales

Equipos y provisiones para la aventura

Cocina extrema y de campaña

5. Mantenerse alejado de las multitudes. Evitar acudir a conciertos, eventos deportivos, obras de teatro y parques, procurar que los niños jueguen al interior de la casa y no en parques. Evitar la práctica de ejercicio al aire libre o en centros deportivos muy concurridos.

Las crisis siempre son áreas de oportunidad, de unión, solidaridad, compartir.

Podemos dividir por edades las diferentes actividades a realizar.

El objetivo es fomentar valores, intereses y aptitudes.

- Evita que vean televisión todo el día y juega con ellos.

- Utiliza los juegos de mesa.

- Lee libros atractivos para todos.

- Organiza un concurso de disfraces con ropa de toda la familia.

- Organiza un concurso de juegos tradicionales como "el timbiriche", el "gato" y los "ahorcados".

- Escucha música y baila con ellos.

- Jugar en familia videojuegos por un tiempo corto.

- Busca más juegos aquí, aquí.

Los juegos tendrán que ser sencillos para que toda la familia participe y hacer pequeños torneos.

De cero a 8 meses los bebes lloran, hacen otros ruidos y se mueven, escuchan las voces y los sonidos a su alrededor y responden a ellos, se ríen y balbucean cuando están solos y cuando están acompañados. Así que les gusta oír cuentos, cantar y escuchar música.

De 8 a 18 meses se podrán agregar actividades con pelotas o materiales que el adulto fabrique, incluso esto podría despertar la creatividad. Bien se puede crear un libro diario con cualquier material que se tenga a la mano, donde se incluyan imágenes y palabras sencillas que retraten la historia del bebé.

Comienza el verdadero reto, entretener a los menores cuya edad oscila de los 18 a 36 meses. Tenga un surtido de vestuario y de accesorios -- sombreros, bufandas, zapatos, llaves, bolsas, carteras. A los bebés que caminan les gusta disfrazarse, llenar un bolso, hacer como si marchan y luego regresan. Juegan a las casitas con ollas, sartenes y otros artículos que se usan en casa.

Justo en esta etapa los niños hacen muchas preguntas y justo en este periodo tan peculiar. Responda a las preguntas del niño. Primero, dele una respuesta corta. Si ésta no lo satisface, respóndale nuevamente. Es posible que el niño le formule más preguntas, porque no entiende la respuesta o porque le agrada preguntar. Tenga paciencia. El niño pregunta mucho porque está tratando de aprender todo lo que pueda sobre el mundo que lo rodea y acude a usted porque sabe que puede ayudarle a aprender.

Comuníquele al niño que sus cuentos son interesantes. Haga algún comentario respecto a lo que el niño está haciendo. Pregúntele algo que anime al niño a hablar o juegue con él y háblele de lo que están haciendo juntos. Cuando el niño se lo pida, léale. Léale al niño inquieto que requiera tranquilizarse.

Dele al niño una gran variedad de implementos para el dibujo y la escritura. Mantenga las crayolas, los marcadores y la tiza al alcance del niño para que no precise la ayuda de un adulto. Es preferible darles a los niños de esta edad hojas anchas de papel para dibujar y escribir, porque los movimientos de brazo que hacen son amplios. Para mayor variedad, el niño puede dibujar y escribir en un pizarrón.

Justo llegamos a la “edad perdida”, el rango no considerado por las actividades en el exterior, y cuando los pequeños se muestran mucho más activos, de 3 a 5 años escuchan cuentos y conversaciones, hablan con los adultos y otros niños en frases complejas, dominan muchas reglas gramaticales, inventan palabras y cuentos disparatados, emplean el lenguaje para pensar, compartir ideas y sentimientos y aprender cosas nuevas, les gusta repasar los mismos libros una y otra vez y también hojear libros nuevos, repiten los cuentos conocidos, y se los cuentan a otros. Piensan en lo que tal vez están haciendo o pensando los personajes de un libro, escriben y dibujan con lápices, crayolas y marcadores, ven a su alrededor palabras escritas y observan a los adultos leer y escribir, imitan la escritura de los adultos mediante garabatos, copian la forma de algunas letras.

Enséñele al niño rimas, canciones, poesías y cantos graciosos. Pídale a la familia que le enseñe canciones, poesías y cuentos en el idioma que se hable en su casa, invente canciones y cuentos sobre los propios niños e incluya sus nombres en canciones conocidas y en juegos de dedos, invite al niño a contar su propia versión de un cuento favorito o de un suceso de la vida real. Después de que se cuente la historia, ellos podrán representarla juntos.

Ofrézcale al niño títeres, vestuario y accesorios para los juegos imaginarios. Incluya objetos que los niños puedan utilizar en sus juegos imaginarios, como por ejemplo, de la gasolinera, del mercado o del restaurante. Dele al niño una idea nueva para sus juegos mediante una pregunta.

Monte un espacio para lectura que tenga alfombra, buena iluminación, colores brillantes y asientos cómodos o almohadones blandos. Súrtalo de libros, revistas y otros materiales de lectura, dejándolos tapa arriba, sobre estantes bajos donde el niño pueda verlos. Decore las paredes con carteles y avisos sobre el tema de la lectura y sobre los libros favoritos del niño. Prepare un tablero de franela, títeres y otros materiales para que los niños puedan representar los cuentos.

Anime al niño a desarrollar los músculos cortos que se utilizan cuando se escribe. El niño puede cortar, pegar, dibujar, pintar, enhebrar cuentas, jugar con masilla casera, armar con bloquecitos, jugar con teclados.

6. Mantener las ventanas abiertas o ventilar los espacios de hogares y trabajos para permitir una correcta ventilación. Comer frutas o alimentos ricos en vitamina C para subir las defensas del organismo. Evitar fumar o fumar lo menos posible para evitar enfermedades respiratorias.

7. No acudir a centros de salud a menos de que sea estrictamente necesario, pues hay cercos sanitarios en los hospitales. Estar atento a los medios de comunicación ante posibles alertas, anuncios o disposiciones sanitarias que las autoridades dispongan. No propagar el pánico, ni exagerar las indicaciones de las autoridades, ya que son medidas preventivas.

Fuente: Agencia Difunet, Andinia.com



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com