14 Mitos sobre las Dietas que Usted Seguro Cree (I)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Hacer dieta no es dejar de comer (I)

Obesidad y sobrepeso: causas y consecuencias (I)

Peso adecuado: medición de grasa a través de pliegues cutáneos

Indice de Masa Corporal (IMC) y de cintura-cadera

Dietas y ejercicio físico: medición de la masa y las proporciones corporales

Dieta, peso y la fábula del montañista y la mochila

Dieta y peso: los bioanalizadores

El mito de Popeye y las vitaminas

Salud y vegetarianismo, o el mito de la margarina

Alimentación y salud: ¡Cuidado con los aceites interesterificados!

Las contradicciones del orgullo gordo

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Medicinas y alimentos naturales

Equipos y provisiones para la aventura

Cocina extrema y de campaña

Es muy posible que usted crea en algunos de los mitos sobre las dietas que enumero a continuación, ya que están tremendamente difundidos, aunque son, por supuesto, mayormente falsos.


1) - PARA BAJAR DE PESO HAY QUE DEJAR DE COMER.
2) - HACIENDO EJERCICIO VA A BAJAR DE PESO.
3) - LA COMIDA INTEGRAL ES MEJOR QUE LA NO INTEGRAL.
4) - LA COMIDA DIETÉTICA ADELGAZA.
5) - COMIENDO MENOS GRASAS REDUCIRÁ SU COLESTEROL.
6) - LA COMIDA INTEGRAL ES DIETÉTICA.
7) - COMER LAS PROTEÍNAS SEPARADAS DE LOS HIDRATOS DE CARBONO ADELGAZA.
8) - REDUCIR EL CONSUMO DE GRASAS SIEMPRE ES SALUDABLE.
9) - ES MEJOR DEJAR DE COMER GRASAS SATURADAS.
10) - CUANTO MÁS FRUTAS COMA, MEJOR.
11) - EL PAN TOSTADO ENGORDA MENOS QUE EL QUE NO LO ESTÁ.
12) - EL ACEITE FRITO ENGORDA MÁS QUE EL CRUDO.
13) - COMER FRITO ES POCO SALUDABLE.
14) - LA DIETA DE LA LUNA FUNCIONA EN LA TIERRA.

Si cree que algunas de las afirmaciones siguientes son ciertas sin más, siga leyendo para comprobar que no es del todo así...

1) - PARA BAJAR DE PESO HAY QUE DEJAR DE COMER.
Curiosamente, es falso. Usted puede consumir menos calorías, pero seguir con el mismo peso, incluso engordar. ¿Cómo es posible? Simplemente el organismo no es un medidor preciso de calorías (por otra parte, un concepto teórico inventado por el hombre, no por la biología) ni una máquina que funcione siempre igual, y esos cambios que ocurren en el organismo cuando uno deja de comer pueden jugarle en contra.

Es sabido que los monjes tibetanos que se dedican a la meditación y el ayuno, ayunando la mitad de los días del año, igualmente suelen ser obesos. Este conocimiento mostró el camino a muchos investigadores para entender que dejar de comer no es una forma de adelgazar. Y se llegó a la conclusión de que lo importante es reducir la comida al tiempo que se mantiene la actividad física, y no hace reducciones bruscas, sino paulatinas.

El organismo sube de peso el doble de rápido de lo que baja, por lógicas cuestiones de supervivencia (que no de estética o de salud del hombre moderno), y las bajadas bruscas se corresponden con una bajada de la actividad metabólica del organismo (metabolismo basal) que hace que, aunque "entren" menos calorías se "usen" menos calorías...siendo el resultado que la persona no gasta sus reservas. Desde el punto de vista de la supervivencia, perfecto. Desde el punto de vista de una dieta para adelgazar, un desastre.

Por otro lado, una bajada brusca de peso por no comer ciertos días lleva a desequilibrios metabólicos que se traducen en "efecto rebote" tarde o temprano, haciendo que la persona viva en un vaivén de subida y bajada, sin mantener un peso corporal estable. Lo peor que le puede pasar.

La clave no está sólo en comer menos, o comer menos calorías, sino en cuándo y cómo comer. En cambiar nuestros hábitos alimentarios a muchos niveles, en educar al organismo para saber cuándo está uno saciado, en dejar el sedentarismo para que el organismo no baje su metabolismo basal, etc.

2) - HACIENDO EJERCICIO VA A BAJAR DE PESO.
Esto es falso. "¡¿WHAT?!" Como si los escuchara...muchos pensarán, "este tipo está loco". Pero lo cierto es que haciendo ejercicio SOLAMENTE es muy difícil, o casi imposible, bajar de peso.

Es una simple cuestión matemática: calcule las calorías que come y gasta en un día, y las calorías que debería gastar de más para poder bajar de peso, y va a ver que, salvo que usted sea un deportista de élite que entrene muy fuerte todos los días (algo que pocas personas cumplen) va a ser imposible que las cuentas salgan...

Ahora usted se preguntará "¿Pero no era que había que hacer ejercicio siempre con la dieta?" La respuesta es "POR SUPUESTO QUE SI". Pero por otras razones.

Hacer ejercicio mantiene al organismo activo, y este, por tanto, no se dedica a almacenar grasas más allá de lo estrictamente necesario.

Piénselo de esta forma, con una imagen de la prehistoria: si usted comía mucho y no se movía de su cueva, significaba que era una época de bonanza, de alimentos de sobra...pero estas épocas eran raras, el organismo lo sabía, y entonces se ocupaba de generar "reservas" (grasas) para las épocas de penuria que seguirían, donde los alimentos escaseaban. Cuando usted come y no hace ejercicio, se encuentra en esta situación.

Ahora imagine lo siguiente: usted se come a duras penas una pata de jabalí cruda en su cueva, pero con el corazón latiendo a mil por hora porque lo acaba de correr un tigre diente de sable. Aprovecha ese tiempo de tranquilidad, pero luego tendrá que salir a cazar otra vez. Aunque usted esté comiendo las mismas calorías que en el caso anterior (cueva tranquila) el cuerpo sabe que en esta situación "activa" no se puede dar el lujo de "acumular reservas", las tiene que tener disponibles para salir a cazar (moverse, hacer ejercicio). No puede, por tanto, reducir su metabolismo (lo que en algunos animales llega al extremo conocido como hibernación). Las calorías serán las mismas, pero usted no engordará tanto. Cuando usted come pero también hace ejercicio, se encuentra en esta situación, y no engordará, incluso bajará de peso si complementa el ejercicio con una dieta medianamente adecuada.

3) - LA COMIDA INTEGRAL ES MEJOR QUE LA NO INTEGRAL.
Otro mito, aunque, como en todos, tiene una base de verdad. Es cierto que la comida integral, en cierta proporción, es buena y necesaria. Sobre todo si analizamos lo que come una persona occidental común, en base a harinas refinadas, grasas, frutas y hortalizas sin cáscara, pan blanco, etc. etc. En este caso, sin duda, incorporar comida integran es necesario y saludable. Sin embargo, si usted come todo integral, debería plantearse dejar de hacerlo, y comer algunas cosas no integrales. Balancear un poco su alimentación, aunque mayormente siga comiendo comidas integrales.

Esto es así ya que hay una cantidad máxima de fibra que normalmente tolera nuestro organismo, en particular nuestro sistema digestivo, a partir de la cual esta empieza a ser perjudicial. Ya que la fibra no alimenta, un exceso de la misma puede causarnos grandes problemas intestinales, a corto o a largo plazo, incluyendo el "barrido" de muchos nutrientes, que de otra forma serían absorbidos en nuestro intestino en tiempo y forma.

4) - LA COMIDA DIETÉTICA ADELGAZA.
No, la comida dietética no es la que adelgaza. Espere espere!! no cierre la página!! Ya me explico!! Lo cierto es que comer dos yogures dietéticos en vez de uno no "diet", probablemente no le sirva de nada, ya que la suma de calorías de los primero será igual o superior a la del segundo.

Dicho de otra forma, si usted come comida dietética sin limitaciones, es como si usted creyera que fumará menos pasando de fumar 1 cigarrillo común por día a fumar 2 cigarrillos light, suponiendo que dos cigarrillos comunes sean como uno light (y dejando de lado el hecho de que los cigarrillos light son en realidad una mentira, por eso fueron prohibidos).

Por tanto, la comida dietética es dietética si usted controla las cantidades que come, sino no cumplirá su función. Y lo que es peor, hará que coma de peor calidad, ya que lo light suele incorporar edulcorantes, saborizantes y otros aditivos muchas veces poco saludables.

O sea, si va a terminar comiendo el doble de comida dietética que normal, para eso siga comiendo la mitad de comida no dietética, y así por lo menos disfrutará de comida de mejor calidad!

5) - COMIENDO MENOS GRASAS REDUCIRÁ SU COLESTEROL.
Esto no es necesariamente cierto. De hecho, las personas que pueden reducir su colesterol variando la dieta son pocas y, en cualquier caso, el porcentaje de colesterol que se baja es muy pequeño en proporción.

Al parecer esto ocurre por dos cuestiones: primero, porque el factor genético en el caso de los niveles de colesterol que uno tenga es muy importante; y por otro lado, porque el consumo de grasas en la dieta influye menos de lo que creemos en la creación de colesterol en el organismo.

Aunque aquí no me ocupo de los mitos sobre tener un colesterol alto y lo supuestamente malo para la salud que esto es, diré a modo de resumen que lo importante no es tener un colesterol bajo (sea el total, el llamado "bueno" o el "malo") lo importante es comer saludable, no fumar, no tener sobrepeso y no ser una persona sedentaria. Si hace todo esto y su colesterol no baja, no será este un problema o algo que, de cualquier forma, pueda cambiar. Por otra parte, medicarse para bajar el colesterol o comer alimentos supuestamente "reductores del colesterol" es lo último que, en mi opinión, deberíamos hacer. Para más datos sobre este tema les recomiendo visiten esta página.

6) - LA COMIDA INTEGRAL ES DIETÉTICA.
Falso también. La fibra no es nutritiva (no tiene calorías), lo que nos significa que adelgase. La existencia de herboristerías y dietéticas que no diferencia lo que es saludable de lo que no engorda o es dietético, junto con diversas campañas publicitarias, llevaron en mi opinión a la construcción de este mito en el ideario colectivo de los preocupados por adelgazar.

La realidad es que la comida integral, en su justa medida, es saludable, pero no dietética, en el sentido de que hace adelgazar "per sé".

Verá que los productos integrales tienen menos calorías, pero no por ser integrales, sino porque lo que pesan de fibra (que NO es un nutriente) no lo pesan de hidratos de carbono, de proteínas, de grasas o de otros nutrientes.

Por ejemplo, 1 kilo de pasta integral tendrá menos substancia nutritiva que 1 kilo de pasta no integral y, por tanto, engorda menos. Pero simplemente porque es menos, no porque lo integral adelgace. Ahora, a igual cantidad de hidratos dejando a parte el peso en fibra, una pasta integral tiene las mismas calorías que una no integral.

Dicho de otra forma: si usted agregara fibra a las comidas que come, sin reducir lo que come, no bajaría para nada de peso.

Este hecho puede que importe poco para las personas que empiezan a comer integral, reemplazando la comida que no era integral por otra que sí lo es: ellos podrán ver una disminución de peso corporal debido la composición de los productos integrales que les acabo de comentar.

Pero esto sí es importante para aquellas personas que se acostumbran a comer todo integral desde hace tiempo, o creen SUMAR fibra AÑADIDA, va a tener a raya su peso, cuando no es así.

7) - COMER LAS PROTEÍNAS SEPARADAS DE LOS HIDRATOS DE CARBONO ADELGAZA.
Este mito de las llamadas "dietas disociadas" en cierto sentido es cierto...pero no en el que creemos.

Haciendo esto es posible que adelgacemos, pero hay que hacerse dos preguntas, primero...¿a costa de qué? No será de grasas, curiosamente...al parecer, es a costa de agua, agua que se necesita para procesar más calorías. Segunda pregunta, ¿durante cuanto tiempo mantendremos un menor peso? Como somos un 60%-70% de agua, tenemos mucho que bajar, pero lo haremos de forma ficticia, ya que el líquido corporal, tarde o temprano, lo tendremos que recuperar si queremos seguir manteniendo la salud...cuando dejemos la dieta disociada y volvamos a comer normal (algo que tendremos que hacer, si no queremos tener problemas de salud a largo plazo) el efecto rebote será rápido, subiremos en la mayoría de los casos rápidamente lo perdido.

Al menos actualmente no existen estudios científicos concluyente sobre los efectos positivos de las dietas disociadas, y sí algunos que, razonando como acabo de explicar, hablan más bien de sus efectos negativos.

Desequilibrios de este tipo son normales cuando se "erradica" un tipo de alimento por una gran cantidad de tiempo. Por eso debe evitarse toda dieta que deje solamente un tipo de alimento en detrimento de otros o, lo que es lo mismo, una dieta no equilibrada en función de los alimentos disponibles y las costumbres alimentarias propias de nuestra cultura. También aquellas que entran en la categoría de "bizarras" por indicarte hacer todo lo contrario a lo que un profesional te indicaría, y por eso caen bajo la categoría de "dietas mágicas" (o sea, sin base científica, que funcionan por efecto placebo, etc.).



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com