Crónicas indias (II) - Rajhastan



Luz Ferrero

Lecturas sugeridas

Crónicas nepalies(I)

El Glaciar Perito Moreno (I)

Turismo activo en Argentina: visitando El Calafate

Turismo activo en Argentina: visitando El Chaltén

Una objeción a los que objetan

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Ya estamos en Rajhastan, una de las regiones mas turísticas del país, famosa por su colorido que contrasta con lo árido del paisaje.

Una mujer de JODPHUR, la ciudad azul

Resulta que algo tan sencillo como el color de un turbante puede indicar desde la casta a la que pertenece el portador, hasta la religión que profesa y la zona en la que vive. Y los saris de las mujeres el estado civil y si tuvo o no hijos, en fin, que eso de mantener el misterio no es tan fácil que digamos en esta zona...

En la India

Históricamente, los rajputas fueron uno de los clanes mas orgullosos y que mayor tiempo fue independiente de los imperios reinantes. Aunque se puede añadir que "gracias" a eso, Rajastan es una de las zonas mas pobres y atrasadas del pais. (Cati, lo siento, pero acabo de decidir que visto lo visto no quiero encontrar un maraja!).

JODPHUR, la ciudad azul desde el fuerte

JODPHUR, la ciudad azul, fue nuestra primera parada. Las casitas azules del casco viejo en un principio solo eran para indicar que pertenecían a familias de brahmines, la casta mas alta, pero al final todo el mundo las empezó a pintar así. La ciudad esta dominada desde las alturas por un fuerte, el Merengarth, antigua residencia de los marajas locales. Lo que mas me impresiono del fuerte: las huellas de las manos de las ultimas mujeres que se tiraron a la pira cuando su maraja murió, siguiendo la costumbre del suicidio ritual. Imagino que las de ahora (porque el maraja todavía existe) mas bien se tiraran hacia la VISA GOLD del finado!!

JODPHUR, la ciudad azul

JODPHUR, India - una madam en la puerta de su casita azul

De ahí yo me vine a JAISALMER, que ya esta en el desierto. Aunque este desierto este no es el tipico con dunas de arena y tal (las hay, pero pocas) sino mas bien es terroso y con arbustitos. Y tuve mi debate entre turista masa o no: resulta que hacen unas excursiones por el desierto en camello, y claro, sabia que era turistada pero me hacia ilusión y al final cedí..

Sonia, una camella en el desierto de Jaisalmer

Empezamos bien, mi camella se llamaba Sonia (si!!!) iba a su bola y cada 4 pasos se paraba a comer. Pero resulto que tenia un bebe camello que iba con ella, y ya me empezó a dar lastima, no se, una que es tonta. Y yo sufriendo porque ese animal seguro tendría que amamantar y me estaba llevando a mi a ver "el poblado autóctono".

Sonia, una camella en el desierto de Jaisalmer

Que total, eran cuatro chozas que mientras el guía te contaba que las pulseras que llevaba la señora significaban no se que, la señora en cuestión te sacaba una pepsi por si le querías comprar... Así de autóctono era!! Ahora, lo mejor fue cuando después de cenar con las manos, al lado de la hoguera, en una duna, sin tienda ni saco ni nada, viene un señor caminando de no se donde y nos dice: beer? chocolate? A mi me entro la risa, de verdad! Como mínimo, dormir bajo las estrellas, sin ruido, valió la pena! Aunque me congratule de solo haber hecho el tour de día y medio, que sino me muero!!!!

Escultura de un templo de la ciudad de Jaisalmer, en la India

La ciudad de Jaisalmer a todo esto es como de cuento, rodeada de almenas en una piedra de tonos dorados, con callecitas empedradas y sinuosas, templos, casas de antiguas familias ricas (havelis) alucinantemente decoradas, vamos, de película total! Aunque por eso mismo, sobran los turistas!! Los templos jainies están llenos de esculturas alucinantes, con un nivel de movimiento increíble. De hecho ves varias seguidas y parece que es una secuencia de danza

Escultura de un templo de la ciudad de Jaisalmer, en la India



Búsqueda rápida.

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Tienda Directorio Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com