Norma Risso - Investigadora Asociada - Andinia.com.

Exiliados Políticos Argentinos en la España de los '70 (XIV)

Por Norma Risso
Lic. Ciencias de la Educación 
Lic. en Comunicación Social


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Juegos, apuestas y entretenimientos

4. Lazos que ya no te permiten marchar

Y llega el día en que se terminan acomodando a la nueva realidad, formando un verdadero hogar, aunque falte buena parte de la familia y de los amigos.

"... yo misma no puedo creer todos los trabajos que hice: di clases de teatro para niños(mis primeras clases fueron de espanto, eso de poner límites a los niños me resultaba imposible!), trabajé en un grupo español de giras de teatro, berreta y chanta, con un vodevil que no se entendía nada; casi nos pegan en un pueblo donde llevó la obra por 2ª vez. También hice doblaje de películas y fui extra de cine; cuidé un nene de argentinos(de quienes sigo siendo amiga), fui moza en el restaurant de un argentino (no exilado) que no nos pagó; hice encuestas sobre calefacción a gas o a carbón en edificios... Finalmente con el correr de los años, nos estabilizamos con Tea, el taller de arte, y las animaciones Luego de cuatro años, con el alma más acomodada, y mucha terapia en medio, resolvimos tener un hijo. Casi a los 5 años de casados, nació Lisandro...Con Lis vino el proyecto de mudanza a otro departamento mejor. ¡Con ascensor! Ya que subir los tres pisos con el bebé y el cochecito iba a ser complicado. Nos fuimos a La Colina. Una urbanización en Madrid muy linda, con verde, juego para chicos y pileta en verano...". Eugenia.

Y como todo llega, también llega el día en que no hay más impedimentos legales para retornar a la Argentina y allí están ellos con más de diez años en España, algunos con hijos nacidos en el exilio; hijos españoles que se sienten españoles, otros con hijos de doble nacionalidad, pero que también se sienten españoles. Y otros planeando aumentar la familia en la Patria.

"...En diciembre del 82, la dictadura se iba cayendo y como el nene cumplía un año decidimos venir a celebrarlo a la Argentina. Con mucho miedo y emoción. Fue maravilloso. Ahí resolvimos que volvíamos. Pero por casi por un año no hablamos más del tema...". Eugenia.

La idea del retorno es un componente imprescindible para entender la situación del exiliado y el desarraigo cultural. Ana Vázquez, en el artículo antes mencionado, da cuenta de la situación psicológica en la que se encuentra el exiliado: no está en el presente, concibe el tiempo que durará su estancia fuera del país como una etapa entre paréntesis, una especie de falsa vida, esperando poder volver a la verdadera vida que se desarrolla en su país. Por ello, el exilio sin retorno es inimaginable, es como una doble derrota; como si los exiliados le concedieran el triunfo definitivo a aquellos que les expulsaron (VAZQUEZ, 1993: 37)

Otra autora que ha trabajado el tema, Cristina Hurtado-Beca, en el artículo "El segundo exilio: el retorno al país" sostiene la misma idea: el que sea una partida forzada, que no fuera objeto de una elección personal, es determinante para que el exiliado siempre mantenga la esperanza de volver. (HURTADO-BECA, 1993:50)


<<Anterior - Indice - 1ra Página - Comprar - Buscar - Siguiente >>


El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©