Fidel Castro Ruz

Discurso el 1ro de mayo, en el día del trabajador (IX)

Por Fidel Castro Ruz, presidente de Cuba.

(Versiones Taquigráficas - Consejo de Estado de Cuba)


Tienda Andinia

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Ecología y Jardinería

¿Buscando empleo?

Lo importante y que vincula a la familia Bush directamente con Orlando Bosch, Posada Carriles y con la voladura del avión que costó 73 vidas, es que allí en Santo Domingo planearon ese sabotaje y allí estaba, precisamente, Posada Carriles; porque Orlando Bosch, el otro criminal monstruoso, que liberó Bush padre y que anda paseándose por las calles de Miami, se encontraba entonces en Chile preparando crímenes con la DINA de Pinochet. No es fácil olvidar las denuncias que hombres tan eminentes de América Latina hicieron allí en el Palacio de las Convenciones, durante el Encuentro Internacional "Contra el terrorismo, por la verdad y la justicia".

Vean cuántas cosas viene realizando, desde hace casi medio siglo, ese perverso imperio. Decía que Alpha 66 participó en varias de las llamadas "operaciones autónomas" orientadas por la CIA desde su estación miamense JM/WAVE. Entre las acciones criminales del grupo se encuentran ataques piratas y secuestro de embarcaciones pesqueras; infiltraciones armadas en nuestro país; amenazas de muerte a personas vinculadas con Cuba en México, Estados Unidos, Ecuador, Brasil, Canadá, Puerto Rico, y numerosos intentos de asesinato contra mí. Documentos de inteligencia de la policía de Miami han señalado, hace unos años, que el grupo Alpha 66 es "una de las más peligrosas organizaciones y de las más activas" en la Miami terrorista.

No se olviden que aquel caballero que yo mencionaba, Santiago Álvarez Fernández Magriñá, es aquel tipo -ustedes lo han visto por la televisión- que por teléfono le ordenó a un infiltrado en Cuba, enviado por él con explosivos y armas de fuego. El infiltrado estaba ya capturado y el señor Fernández Magriñá, ese que después apareció preso por no sé cuántos delitos en Estados Unidos -sí, el señor Magriñá, amiguito de los Bushes-, fue el jefe de ese grupo y le daba órdenes por un telefonito.

Ustedes recordarán aquella frase, las últimas instrucciones que le dio. Cuando aquel indagaba si el infiltrado cumplía o no el plan, este respondía que la cosa estaba dura y le preguntó sobre la misión que tenía de llevar a cabo un monstruoso acto terrorista contra el Cabaret Tropicana, le dijo: Tira las dos laticas -por una ventana del Tropicana- y allí no queda nada. Él admitió que sí, que había dicho eso, y, sin embargo, estaba allí en Miami, hacía lo que le daba la gana, protegido por el gobierno de Estados Unidos. Al parecer, en determinado momento entraron en contradicciones y a este no le quedó más remedio que arrestarlo y acusarlo por algunas de las decenas de crímenes que cometió.

Ahí estaba Posada Carriles, en Miami ocurrían todas estas cosas y en la superorganización esa destinada a proteger a Estados Unidos del terrorismo, donde está Negroponte implicado en la guerra sucia contra Nicaragua, que dirige más de 30 organizaciones de inteligencia, no sabían nada; el Departamento de Estado lo declaró en numerosas ocasiones, que no sabían dónde estaba Posada Carriles; la Casa Blanca decía que no sabía, y todos los demás decían lo mismo, que no sabían nada.


<<Anterior - Indice - 1ra Página - Comprar - Buscar - Siguiente >>


El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©