Fidel Castro Ruz

Discurso sobre la revolución energética en Cuba (XIV).

Por Fidel Castro Ruz, presidente de Cuba.

(Versiones Taquigráficas - Consejo de Estado de Cuba)


Tienda Andinia

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Ecología y Jardinería

¿Buscando empleo?

¿Está claro? Es muy importante, como se está haciendo aquí en Pinar del Río.

Muy pronto las provincias de La Habana, Matanzas y Holguín estarán en iguales condiciones que Pinar del Río -aunque estamos adelantando medidas favorables a la población, a partir de las reservas que existan de electricidad, y habrá más reservas cuanto más rápidamente instalemos los medios que tenemos en nuestras manos. Aun antes de terminar el programa, que se prolongará indefinidamente hacia el futuro, a más tardar -escúchese lo que aquí afirmo, excepto que el enemigo quiera escenificar una gran provocación ante el éxito aplastante en el terreno económico y en todos los sentidos de nuestra patria (Aplausos)- el Primero de Mayo del presente año 2006, día glorioso de los trabajadores, el ciento por ciento de los núcleos cubanos que reciben electricidad, más del 95% del total de la población, no estarán consumiendo queroseno o gas licuado, salvo en los casos excepcionales señalados antes. Para esa fecha habremos alcanzado la capacidad de generar un millón de kilowatts/hora en los grupos electrógenos coordinados, equivalente a 3,3 termoeléctricas como "Antonio Guiteras", cuyo costo total sería de alrededor de 1 700 millones de dólares en inversión y no menos de seis años para construirlas. A esta capacidad habría que añadir no menos de un millón de kilowatts/hora producto de las medidas de ahorro energético. El país dispondrá así de una capacidad de dos millones de kilowatts/hora por encima de la que disponía hace solo seis meses (Aplausos).

Se puede comprender mejor así la revolución energética: considerable ahorro del país en divisas convertibles, un combustible noble, seguro y sano -el combustible eléctrico que es el que tendrán todas esas casas-, sin llamas, sin gas, sin mal olor ni mal sabor, sin desvíos de recursos por el camino, sin robos ni fraudes, sin pesos que cargar por las escaleras, sin las odiosas molestias que en todos los sentidos ocasionan los apagones frecuentes e inesperados de un sistema y una concepción anacrónicos de suministros eléctricos.

Concluido este programa, en el que se trabaja aceleradamente, el país dispondrá cada año de 1 000 millones de dólares ahorrados.

Les he contado esto con sumo cuidado. Es algo realmente muy meditado. Los detalles técnicos y cada uno de los pasos son más complejos y precisos que lo que he contado, por razones de tiempo y por otras causas obvias.

La grandiosa revolución energética y su implicación social llevada a cabo en Pinar del Río en tan breve espacio de tiempo, no habría sido posible sin el papel del Partido y sus cuadros provinciales y municipales bajo la dirección de Carmita ?como cariñosamente la llamamos todos?, su primera secretaria, una mujer pinareña ciento por ciento, pueblo trabajador manual e intelectual de esta provincia. Puedo hablar de su actividad porque casi día a día me comunicaba con ella, sobre todo en la última y decisiva etapa de la batalla, cuando dirigía las fuerzas políticas y sociales de su provincia, en especial al pueblo de Pinar del Río, con el apoyo de las organizaciones de masas y la cooperación de todas las estructuras del gobierno provincial y del nacional.


<<Anterior - Indice - 1ra Página - Comprar - Buscar - Siguiente >>


El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©