Fidel Castro Ruz

La necesidad del fin del bloqueo económico, financiero y comercial de Estados Unidos contra Cuba (IV)

Por Felipe Pérez Roque, Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba. Nueva York, 8 de noviembre de 2005


Tienda Andinia

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Ecología y Jardinería

¿Buscando empleo?

Debido al bloqueo, Cuba tampoco puede utilizar el dólar en sus transacciones con el exterior, ni tiene acceso a créditos ni puede realizar operaciones con instituciones financieras norteamericanas, sus filiales e incluso instituciones regionales o multilaterales. Cuba es el único país de América Latina y el Caribe que no ha recibido jamás en 47 años un crédito del Banco Mundial, ni del Banco Interamericano de Desarrollo.

Si el bloqueo fuera sólo un asunto bilateral entre Cuba y los Estados Unidos ya sería muy grave para nuestro pequeño país. Pero es mucho más que eso. El bloqueo es una guerra económica aplicada con celo incomparable a escala global.

El bloqueo es, además, la aplicación extraterritorial de leyes de los Estados Unidos contra los países que ustedes representan aquí, Excelencias, y es por tanto una grave violación del Derecho Internacional.

Ahora Cuba tiene dos nuevos obstáculos que vencer: la impotente soberbia imperial del Presidente Bush, que lo ha llevado más lejos que nadie antes en esta locura, y la creciente globalización de la economía mundial.

¿Por qué? Porque los Estados Unidos controlan casi la mitad de las empresas trasnacionales del planeta, incluidas 8 de las 10 principales. Estados Unidos es dueño también de la cuarta parte de la inversión extranjera directa e importa el 22% de las mercancías a escala global.

Estados Unidos es dueño de 11 de las 14 mayores empresas trasnacionales en el sector de la informática y las comunicaciones y absorbe alrededor del 80% del comercio electrónico mundial. De las 10 compañías farmacéuticas que realizan casi la mitad de las ventas mundiales de medicamentos, 5 son norteamericanas. Algunos de esos productos son únicos.

Es por eso que tanto las inversiones en los Estados Unidos de empresas de terceros países como las de compañías norteamericanas en el exterior reducen el espacio económico externo de Cuba. Cada fusión o adquisición entre empresas plantea para nuestro pequeño país el reto, muchas veces insuperable, de encontrar un nuevo suministrador o un mercado para nuestros productos.

Recordemos, Excelencias, las disposiciones extraterritoriales del bloqueo:

Se prohíbe, en virtud de la Ley Torricelli, a subsidiarias de empresas norteamericanas en terceros países comerciar con Cuba.

Una parte del equipamiento y los insumos de los centros de investigación de la biotecnología cubana, que producen ya hasta vacunas terapéuticas contra el cáncer, era suministrada por la empresa sueca PHARMACIA. Esta fue comprada por la empresa británica AMERSHAM y esta a su vez por la norteamericana GENERAL ELECTRIC, que dio un plazo de una semana para suspender todo contacto con Cuba.


<<Anterior - Indice - 1ra Página - Comprar - Buscar - Siguiente >>


El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©