Fidel Castro Ruz

Construyamos un mundo cada vez más justo y menos desigual (III).

Por Carlos Lage Dávila, vicepresidente del Consejo de Estado de Cuba.

(Versiones Taquigráficas - Consejo de Estado de Cuba)


Tienda Andinia

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Ecología y Jardinería

¿Buscando empleo?

La Unión Europea, sin avergonzarse, proclama casi a diario su alianza con los Estados Unidos cuya política hegemonista y belicista, ya nadie duda. La Unión Europea ha ratificado hace unos días sus sanciones contra Cuba, aún sabiendo que la mentira de la violación de los derechos humanos es el único pretexto de nuestros enemigos para sostener el bloqueo y eventualmente desatar una agresión militar contra nuestra Patria.

Acusar a Cuba de violar los derechos humanos es una infamia; sancionar a un pequeño país bloqueado por la potencia más poderosa que ha conocido la historia es una cobardía. Cabría preguntarse ¿ qué sanciones adoptará la Unión Europea contra Israel que asesina impunemente a mujeres y niños palestinos? ¿En qué banquillo de los acusados sentará la Unión Europea a Estados Unidos por torturador confeso, documentado hasta la saciedad, de personas indefensas? ¿Qué condena se autoaplicará la Unión Europea por el trato degradante, que como ciudadanos de segunda clase, reciben los inmigrantes que llegan a sus aparentemente civilizadas y cultas naciones ?

La hipocresía y la doble moral repugnan. Por eso les hemos pedido a ustedes, hermanos de un mundo pobre, pero digno, comprender que en nuestras condiciones, y como resultado de la posición de la Unión Europea con relación a Cuba, nosotros no podemos formar parte de los acuerdos de Cotonou, aunque sí estaremos siempre entre ustedes que es un inmenso honor para nuestro pueblo.

En los meses que precedieron a esta reunión hemos podido contemplar la mayor exhibición de cinismo jamás conocida en la historia, cuando el Presidente de los Estados Unidos y sus secuaces, acuden a la televisión una y otra vez, a justificar una guerra injustificable, mientras en Iraq, misiles de todas las marcas y precios caen sobre la población civil en edificios, templos religiosos, ambulancias e incluso, una boda.

La política unilateral y hegemónica del Gobierno de los Estados Unidos es un hecho sin precedentes. No interesan las Naciones Unidas, ni los aliados, ni la opinión pública internacional. Se confirma que un imperio no tiene principios ni amigos, solo intereses.


<<Anterior - Indice - 1ra Página - Productos y Servicios - Buscar - Siguiente >>


El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©