Fidel Castro Ruz

Conferencia sobre los mercenarios al servicio del imperio que fueron juzgados los días 3, 4, 5 y 7 de abril (LI).

Por Felipe Pérez Roque, canciller cubano.

(Versiones Taquigráficas - Consejo de Estado de Cuba)


Tienda Andinia

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando empleo?

Después el vice-vocero del Departamento de Estado, el señor Philip Reecker, distribuyó una declaración escrita en la que informa de las medidas, los arrestos que se producían en Cuba, y donde dice, por ejemplo, "los Estados Unidos llaman a la comunidad internacional a unirse a nosotros, para condenar esta represión y para demandar la liberación de estos prisioneros cubanos de conciencia".

El señor Reecker debería saber que la comunidad internacional realmente lo que está es espantada de la guerra que su gobierno ha desatado sin ningún tipo de autorización internacional, en contra de la opinión pública mundial, con enormes daños materiales, muerte de civiles, y que también ha habido espanto por los más de 600 presos que todavía están en la Base Naval de Guantánamo, en un limbo jurídico, tratados como no personas y pendientes de una decisión para presentarse en tribunales militares secretos norteamericanos; que podrían incluir el no acceso de la defensa y los acusados a los papeles de la acusación por ser declarada información secreta. Debería saber que eso es lo que ha asombrado a la comunidad internacional, y los más de 2 000 presos que todavía hoy están en las cárceles norteamericanas y no se conoce ni su nombre, pese a las diferentes acciones que ha habido de la sociedad civil allí reclamando que se está creando un sistema paralelo de justicia en Estados Unidos donde son tratados los acusados como peligrosos para la seguridad nacional, y que ha habido un incremento extraordinario, realmente, de medidas de ese tipo.

El señor Reecker debe saber que a nosotros nos preocupa también y que creemos que el gobierno de Estados Unidos es el menos calificado en el mundo para juzgar lo que ha pasado en Cuba. Si hay un gobierno que debería callar por pudor, es el gobierno de Estados Unidos.

El Washington Post, el 1ro. de diciembre del 2002 publicó que el gobierno del presidente Bush había desarrollado, cito: "un sistema legal paralelo para investigar, encarcelar, interrogar, condenar y castigar a personas sospechosas, incluyendo ciudadanos norteamericanos." Eso no ha ocurrido en Cuba, como tampoco ha habido un decreto creando tribunales militares especiales con carácter secreto y sumarísimo. No los hay.

"Los procedimientos incluyen la detención militar indefinida, autorizada por el Presidente. La autorización de grabación de las comunicaciones y allanamiento de las instalaciones utilizadas. Juicios realizados por comisiones militares y deportaciones adoptadas tras audiencias secretas." Esto es el Washington Post.


<<Anterior - Indice - 1ra Página - Comprar - Buscar - Siguiente >>


El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©