Fidel Castro Ruz

Conferencia sobre los mercenarios al servicio del imperio que fueron juzgados los días 3, 4, 5 y 7 de abril (XLVIII).

Por Felipe Pérez Roque, canciller cubano.

(Versiones Taquigráficas - Consejo de Estado de Cuba)


Tienda Andinia

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando empleo?

Fiscal.- ¿Tenía posibilidades de fotocopiar documentos, de imprimir documentos?

Odilia Collazo.- Sí, ahí existen impresoras, ahí existe el fax y existen las computadoras, y debido a los medios que hay ahí, bueno, nos facilitan a nosotros nuestro mejor trabajo.

Fiscal.- ¿Y en esas visitas usted recibía orientaciones sobre tareas específicas que debía usted ejecutar?

Odilia Collazo.- Bueno, sí, las tareas específicas mías, porque, bueno, nos fueron dividiendo a cada cual con su especialidad. Yo me perfeccioné -como bien dice mi partido- en las violaciones de derechos humanos, y me daban la oportunidad de que ellos me entregaban los informes, que era el resultado de todos los años, que esos informes iban para el Departamento de Estado, para Ginebra, para Amnistía Internacional, American Watch y otras organizaciones, que era para que me estimulara, ¿no?, y yo viera el resultado, que el trabajo que yo había desempeñado estaba recogido en esos informes, precisamente para que a Cuba la sancionaran en Ginebra.

Fiscal.- ¿Orientaciones, testigo, existían otros requerimientos informativos que se solicitaban en esa Sección de Intereses?

Odilia Collazo.- Sí, siempre se monitoreaba en qué estado se encontraba la situación cubana, cómo era que estaba el pueblo en estos momentos. Era como un termómetro para medir, en realidad, la situación. Querían valorar si podía existir un explote social.

Fiscal.- Con respecto a los funcionarios de la Oficina de Intereses, ¿usted aprecia, teniendo en cuenta el tiempo que lleva ejecutando estas ilícitas acciones, testigo, algún cambio a partir del mandato de Vicky Hudleston y su seguidor, el señor James Cason?

Odilia Collazo.- Bueno, sí, el cambio fue notorio, porque, precisamente, la señora Vicky y los otros antecesores, como el mismo señor Sullivan y Kozack, que también tuve buenas relaciones con Michael Kozack, nunca nos habían ofrecido a nosotros su casa, ni la Sección de Intereses, ni la residencia como tal de la Sección de Intereses, para que nosotros efectuáramos reuniones, y cuando vino aquí James Cason, tuve oportunidad, con otros de los que están aquí presentes, de haber participado en esa reunión, y él nos dijo a nosotros que las puertas de su casa estaban abiertas para que pudiéramos ahí reunirnos, debatir, fomentar lo que era la sociedad civil en Cuba, y, bueno, puedo decirle que yo nunca estuve de acuerdo con eso.


<<Anterior - Indice - 1ra Página - Comprar - Buscar - Siguiente >>


El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©