El Gea

Las canciones no cambian el mundo, pero pueden hacerlo mejor (VII).

Por Arleen Rodríguez Derivet de Juventud Rebelde


Tienda Andinia

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando empleo?

"Es mejor quedarse con la boca cerrada a hablar boberías. Y en el caso de la canción, es más imperdonable todavía, porque, ¿cómo tú vas a hacer trascender algo que no vale la pena?

"Así fui acumulando y se me unió esta historia con una experiencia que había tenido, con un tránsito una vez por Miami yendo hacia Puerto Rico... Me rompieron una guitarra. Fueron cubanos que trabajaban en el aeropuerto quienes le saltaron encima. Culpa mía creo yo, porque tenía una pegatina de Fidel y una bandera cubana, y no me dio la gana de quitarlas. Digamos que me lo busqué. Cuando llegué a Puerto Rico, escuché en la radio un programa desde Miami donde decían que la contrarrevolución estaba muy decaída porque habían pasado los revolucionarios 'fulano' y 'mengano', entre ellos yo, por Miami y en otra época nos hubieran arrastrado, hubieran limpiado las calles con nosotros.

"Yo tenía noticias de que a veces había manifestaciones de agresividad, lo había leído, me lo habían contado; pero en mis huesos, en mi carne, nunca había sufrido una amenaza pública de esa envergadura. ¿Cómo puede uno provocar tanto odio en canciones que ni una sola habla del odio?

"Eso me marcó. No logró cuajar en aquel momento y fue como una asignatura pendiente. Y parece que por esos artilugios de la mente humana, el derrumbe de la Unión Soviética y lo que se avecinaba, más lo de Miami, se unió y creó la química necesaria para hacer El necio. "Por eso es que 'dicen que me arrastrarán por sobre rocas, cuando la revolución se venga abajo...,' De alguna forma, yo conté esa revolución que se estaba yendo abajo en la Unión Soviética y los augurios de la nuestra.

EL DULCE ABISMO

Elizabeth: Muchos cómplices tiene Silvio en los que oímos sus canciones. Hay otro himno de los Cinco que es El dulce abismo o "Amada". La identificación de esta canción con la familia, parte de la entrevista que me hicieron a principios de conocerse esto, donde cuento que Ramón, en una carta, me pide que escuche El necio, y también El dulce abismo o "Amada", que me iba a gustar.

"Yo no tenía ningún disco ni casete de Silvio, conocía las canciones por cancioneros y porque las copiaba. Pero en la Marina Hemingway, donde trabajaba, hay una tienda de ARTEX que vende discos. Hablé con la muchacha y le pedí que me dejara ver los de Silvio para buscar la canción. Cuando me la puso empecé a llorar porque era demasiada similitud entre la experiencia personal y lo que decía la canción.


<<Anterior - Indice - 1ra Página - Comprar - Buscar - Siguiente >>


El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©