Se hunden las ciudades chinas


El autor
Elio Brailovsky

Lecturas sugeridas

Dragones y tigres para el año nuevo chino

China se desorienta

8 El número de la suerte china y los Juegos Olímpicos 8

China es el mundo, el mundo es China

El Arca de Shanghai (I)

El crecimiento económico no solicitado del Tibet

Productos y servicios relacionados

Productos y servicios relacionados con China

Productos y servicios respetuosos con la ecología

Como sabemos, el crecimiento económico chino se está dando con los rasgos ambientales del capitalismo salvaje. En China conviven los rascacielos de los ultramillonarios con minas de carbón en las que se trabaja en condiciones de seguridad infames y donde cada accidente cuesta cientos de muertes. La mayor parte de los ríos chinos no llegan al mar, tal es la extracción de agua para riego y usos urbanos. El despilfarro energético lleva a inaugurar trenes de alta velocidad, mientras las bicicletas se han encarecido para la mayor parte de las familias.


Celebración del año nuevo chino en el barrio chino de Buenos Aires.

El smog es permanente y, hace unos días, Beijing quedó cubierta por una tormenta de polvo, que muestra la erosión provocada por una agricultura comercial, que olvidó las prácticas tradicionales con que los campesinos cuidaban sus arrozales.

Shanghai, la mayor ciudad china, con 20 millones de habitantes, es una muestra de esas contradicciones. Construida en el delta del río Yangtsé, está apoyada sobre suelos blandos, depositados allí por las crecidas del río. Sobre esos suelos, las viviendas tradicionales de madera eran las más adaptadas.

Hoy, la soberbia de los nuevos ricos ha llenado Shanghai de inmensos rascacielos, algunas de las torres más altas del mundo. Previsiblemente, el suelo no soporta su peso y se están hundiendo. Para peor, como toda el agua superficial está contaminada, la ciudad se abastece de agua subterránea. Sólo que el agua del subsuelo es la que contribuye a dar algún sustento al barro flojo sobre el que se ha edificado este gigante. Desconcertantemente, no hay políticas públicas de ahorro de agua ni de limitación de megaestructuras en un suelo que no las soporta.

A cada extracción de agua, la ciudad responde descendiendo más.

La publicidad oficial anuncia como solución la reinyección de agua en las napas subterráneas para recuperar la capacidad del suelo de soportar la ciudad. Pero toda el agua superficial disponible está contaminada y el agua subterránea es la fuente de abastecimiento de la población. ¿Acaso pondrían agua contaminada en el subsuelo para que no se hundan los rascacielos? ¿Qué beberían, en ese caso, los 20 millones de personas?



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com