Historia de las organizaciones de ex soldados combatientes en Malvinas (I)


Foto del autor no disponible
Jorge Omar Vazquez

Lecturas sugeridas

El despilfarro de lo ajeno y el cuidado de lo propio

Vótenme a mi, que no quiero gobernar

Cómo sobrevivir al pago de impuestos

¿La democracia argentina realmente sirve?

Una objeción a los que objetan

Productos y servicios relacionados

Energía verde

La historia de la organizaciones de ex soldados combatientes de la guerra de las Islas Malvinas contada de primera mano.

El regreso a casa

Al tiempo regresamos al batallón. Nos dieron la baja y con ella el documento de identidad. Partimos hacia Buenos Aires en tren desde Bahía Blanca. Nuestro vagón, con las ventanillas cerradas y pintadas estaba a cargo del suboficial Palacios. Nos reímos durante todo el viaje. Llegamos a plaza Constitución. Fui uno de los últimos en bajar del tren. Podía ver como avanzaban todos los ex soldados en busca del Hall central de Constitución.

En la cabecera del andén había un bulto que no se movía. Al llegar a él, los soldados se hacían a un lado. Cuando me acerque un poco más pude observar el bulto. Divisé una la silueta inconfundible: Era mi vieja. El único familiar que había ido a recibir a todo un batallón. No recuerdo como hice, pero se que avisé a casa. Fue muy corto "anda a buscarme mañana, a tal hora en Constitución" y corte.

Cuando nos abrazamos les presente a mis compañeros. Y nos dio algo de comer. NO recuerdo que era. Nos sacamos una foto y cada uno a su casa. Tomamos un Taxi y lo primero que le pregunte a mi vieja al estar solos fue "que dice la gente de nosotros que perdimos la guerra".

Pensar en voz alta

Al llegar a casa, comí, me bañe y a dormir. Comenzó una nueva etapa y había que asumirlo. Las cosas eran distintas. A no más de 15 días de haber regresado nos peleamos con Claudia..

Busque a mis afectos. Llame a mis compañeros de conscripción y comentamos las diversas dificultades que nos estaban sucediendo al regresar. Nos habíamos reunido a comer pizza en Liniers en una pizzería cerca de un cine que había allí. No sabíamos que podíamos hacer.

Algo me carcomía las entrañas y no sabía que hacer con ello. Comencé a frecuentar nuevamente a Liliana Vazquez en el Consejo de la Paz.

Allí conocí a Enrique Drakman que era del Partido Comunista. En una oportunidad comento que en Malvinas operaba una célula del Partido Comunista, compuesta por soldados de La Plata. Le pedí que me contactase con ellos. Mientras tanto continúo encontrándome con compañeros y otros que habían estado en Malvinas. Pido permiso en la iglesia de Pompeya, donde funcionaba la Pastoral Social o Juvenil (no me acuerdo cual de las dos) para reunirme allí con mis compañeros. Ya empiezo a conversar mas en serio la posibilidad de formar una organización que luchase por la reinserción de los habían estado en Malvinas y levantase las banderas por las que habíamos luchado.

Se lo comenté a Drakman y le pedí nuevamente que me contactara con los de La Plata. Pedí permiso en el Club Italiano para realizar una conferencia de prensa. Me contestaron positivamente. La idea inicial era: Somos un grupo de ex soldados que estuvimos en Malvinas, que sostenemos queremos decir esto y convocamos a los demás ex soldados a participar.

Primera discusión

¿Porque Ex Soldados Combatientes en Malvinas?

Con otros compañeros habíamos discutido largamente el tema del nombre: ¿Qué éramos? Soldados, Ex-Soldados, Ex-Combatientes, Combatientes, no sabíamos muy bien que éramos. Al final quedó que nos autodenominaríamos CENTRO DE EX -SOLDADOS COMBATIENTES EN MALVINAS, por las razones que paso a exponer:

EX-SOLDADOS por el simple hecho que ya no estábamos en la conscripción, estábamos de baja, ya estábamos en la vida civil. Pero reconocíamos en nosotros esa cualidad de soldado que dejó de serlo y ya no pertenece a las Fuerzas Armadas.

COMBATIENTES: Porque habíamos combatido en el campo de batalla, frente a un enemigo extranjero.

EN MALVINAS: Porque situábamos claramente el lugar de combate de ese ex soldado combatiente. No era de ningún otro campo de batalla que no fuesen las islas Malvinas. Y además fue "EN" y no "DE". Porque bien podía ser Combatiente de Malvinas sin haber pisado las islas. Otra cosa era ser combatiente "en" Malvinas.

Se planteo la discusión de porque no denominarnos "Centro de Ex Combatientes en Malvinas". Era más corto y se entendía igual.

Preferimos omitir esa denominación por cuestiones elementales: Nosotros pretendíamos continuar la lucha con otras armas mas nobles (ver declaración de principios), pero no teníamos intención alguna de dejar de combatir por las islas malvinas. Esa denominación implicaba constituir un nucleamiento de personas que habían dejado de combatir por las islas: Mientras que nosotros pretendíamos hacer un nucleamiento de personas que habían estado en el campo de batalla en las islas Malvinas y pretendían continuar la batalla por otros medios.



Búsqueda rápida.

Videos

Páginas web relacionadas

Libros

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Tienda Directorio Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com