P. Edronkin

El coeficiente intelectual de Lepot



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Juegos, apuestas y entretenimientos

Recientemente, alguien que se esconde detrás de un seudónimo como Lepot y que también se llama Enrique Oliva, nos ha acusado veladamente de ser 'incautos o cómplices' en materia del célebre reino de la Araucanía y Patagonia que hemos tratado en otros artículos y que no vale la pena reiterar aquí para no caer en el tedio de la repetición, pero que el interesado puede consultar a partir de este enlace. Lo que llama la atención es como este personaje evita dar la cara usando seudónimos y luego ataca verbalmente en vez de hacer lo que alguien que afirma ser un intelectual debería hacer, que es debatir sobre la cuestión en sí que nos atañe.

Creo que esto merece una réplica, y es que este señor que ni siquiera es demasiado valiente como para hablar directamente vocifera semejantes epítetos porque como el lector podrá constatar en base a los artículos que mencionamos, sus pretendidos argumentos son francamente banales, inconsistentes, desprolijos, y expresados de forma bastante ofensiva como demostramos aquí, y lo que dice solamente tiene asidero desde el punto de vista del ideologismo, pero no sobre la base de una fundamentación seria. Lo que cuenta en un debate es si se tiene la razón o no, y eso se constata con pruebas.

¿Este señor nos acusa de incautos, o sea tontos? ¿En base a que simplemente pensamos diferente que él? Un tonto es el que habla sin fundamentar sus puntos de vista, y como autoridad universitaria que afirma haber sido, esto debería ser para él como el Padre Nuestro. Le invito a que demuestre de qué manera piensa él que somos incautos, o sino tendremos que concluir que simplemente está intentando desviar la atención de su propia desprolijidad utilizando una burda técnica retórica que es una conocida falacia lógica llamada 'ad hominem' y que consiste en atacar al interlocutor cuando no se puede vencerle con la razón, y Lepot, por lo visto no ha podido rebatir nuestros argumentos.

¿Dice que somos cómplices? ¿De qué? ¿De pensar de otra manera, acaso? Afirmar la complicidad de alguien es acusar de un delito, y para eso hay que tener pruebas... ¿Las tiene? ¿Por qué no nos denunció a las autoridades entonces? Por lo visto no tiene nada con que contestar sus vagas e irresponsables afirmaciones, así que esto demuestra que es un calumniador, porque ya debería haber mostrado las pruebas. Pero ya tenemos práctica lidiando con gente irracional que en vez de usar lo que tienen entre las orejas, se dedican a ver conspiraciones en todo el mundo, enemigos ocultos y sospechas: Hemos demostrado que la cuestión del Plan Andinia es nada más que una farsa, y ahora parece que tendremos que hacer lo mismo con Lepot, aunque la verdad, tenemos cosas más interesantes que hacer ¿Qué ha hecho Lepot aparte de escribir un libro lleno de sorna? ¿Qué cosa constructiva ha aportado al país o al mundo este personaje?

Lepot, o Enrique Oliva, ha sido una autoridad universitaria, según sus propias afirmaciones, y me parece que la gente que ha ostentado semejante grado de responsabilidad debería ser - valga la redundancia - algo más responsable tanto como ciudadano como así también desde el punto de vista de la oratoria. Está claro que sus motivos para hablar devienen del resentimiento, que usa argumentos patrioteros que poco tienen que ver con las justificaciones reales de lo que dice, y que ni siquiera se encuentra en condiciones de establecer un debate y explicar de qué manera puede superar argumentativamente las objeciones que le hemos hecho a las supuestas 'pruebas' que él ha presentado. Es tristemente sorprendente que un universitario tenga que recurrir a trucos baratos para intentar hacerse valer, y lamentablemente lo descalifica como tal.

Basta de estupideces; somos todos gente adulta. Es precisamente por la chatura de esos argumentos que resultan tan increíbles, pero lo más increíble es que un supuesto universitario no sea capaz siquiera de aplicar la metodología científica y utilizar argumentos serios. ¿Quién es el incauto entonces?

Así que como el señor 'universitario' no parece querer comportarse a la altura de su título y honores y usar la inteligencia que se supone que debe tener ya que nos juzga como incautos y por antonomasia, él no lo debería ser, vamos a tratarlo no como cacique, sino como tropa: Lepot, no hiches las pelotas con boludeces. Cuando tengas algo realmente interesante y útil para decir hablaremos.

Y al lector le recuerdo que no debemos desviarnos de la cuestión principal, que consiste en que Lepot no ha podido rebatir nuestros argumentos sino que eligió tratar de esconderse detrás de una niebla de difamaciones indirectas, pero el hecho es que al no poder haber refutado nada, sencillamente nos acaba de dar la razón en todo lo que sostenemos respecto del reino de la Araucanía y Patagonia.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©