Juego y supervivencia (I)

Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Diversas formas de clasificación de los juegos (I)

Consejos didácticos o metodológicos para una buena organización y desarrollo de una actividad lúdica (I)

El juego y el deporte

Teorías del juego (I)

El juego como actividad de enseñanza y aprendizaje (I)

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para senderismo y excursionismo

Equipo de supervivencia

Quizás algunos creen todavía que el juego es una forma de relajarse, de pasar el tiempo o de perderlo nada más...que el entretenimiento no tiene ninguna razón de ser desde el punto de vista biológico o antropológico más allá de la diversión. Pero nada más lejos de la realidad.

Jugar es necesario
Jugar es positivo

Actualmente se sabe que el juego no es sólo un lujo, sino en muchos casos toda una necesidad. No hace falta más que pensar un poco en los argumentos que expondremos a continuación para constatar que el juego es uno de los principales aliados de la supervivencia a nivel individual y de especie.

¿De qué hablamos cuando hablamos de juego? ¿Y cómo se distingue éste de una mera "simulación" o un "entrenamiento" de algo que luego será una situación real (para la caza, por ejemplo)? Viene bien hacer la aclaración, aunque más no sea una breve reseña.

Un juego es una actividad que resulta placentera y que se desarrolla con ciertas limitaciones estipuladas (reglas, normas) ya sean expresadas implícitamente o explícitamente. En el primer caso los jugadores entienden el juego o se ponen acuerdo "sobre la marcha", a veces sin necesitar ni siquiera explicarlo; en el segundo existe un reglamento, normas o reglas establecidas. Un juego, sin embargo, no implica la existencia de ganadores o perdedores, ni de dicho reglamento. Así, vemos que un juego puede ser desde algo para nada planificado (juegos espontáneos) hasta algo preparado o impuesto con reglas de forma externa (juegos de exhibición) lo que muchos considerarían más un deporte que un juego, y sin duda lo sería si habría ganadores y perdedores, y el objetivo fundamental sería ganar en vez de divertirse.

Durante una lucha entre dos osos que juegan, por ejemplo, estos automáticamente bajarán la intensidad de sus "ataques" para diferenciarla de una lucha real (morderán sin lastimar, etc.) y según se cree actualmente, los animales que juegan advierten que lo hacen a través de una serie de señales preestablecidas. Vemos entonces que la diferencia entre un juego y una simulación o un entrenamiento radica tanto en su búsqueda de realidad (la simulación tiene que ser lo más parecida posible a una situación real, el juego no necesariamente), como en su objetivo principal conciente: la búsqueda de la diversión, no del perfeccionamiento adrede de una capacidad para la supervivencia.

Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com