Apuestas, aventura y la vida

Clic aquí para contactar al autor
Pablo Edronkin

Lecturas sugeridas

El juego y la aventura

Apuestas exóticas

Todas las historias de aventureros y viajeros

Productos y servicios

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Equipos y provisiones para la aventura

Juegos de viaje y aire libre

Y ya que a quienes jugamos nos interesa la aventura, y dentro de ésta podemos incluir a todas las actividades de riesgo, por supuesto tenemos que hacer algunos comentarios acerca del juego y del dinero porque es en este contexto donde se arriesga algo, y porque por dinero a veces se arriesga todo.

Los conquistadores españoles eran un ejemplo: estos, literalmente, abandonaban su vida anterior y su mundo para tratar de obtener riquezas o morir en el intento. Era una apuesta naturalmente muy fuerte, y muchos perecieron en el intento y unos pocos ganaron. Pero hay que colocarse en el contexto histórico de los siglos XVI y XVII para comprender por qué estas personas decidían arriesgar tanto. Porque reducir la explicación a decir que eran crueles o codiciosos, es demasiado simplista (Ver Ships of Adventure, Exploration and Survival).

Es un error bastante frecuente el intentar analizar los hechos de la historia desde la perspectiva que uno tiene, mucho tiempo después, pero la historia no se puede separar de la sociedad de cada momento del tiempo. Entre las tropas de los conquistadores españoles, como lo indican los registros históricos, había europeos de todo origen.

Muchos - en las primeras etapas de la exploración y conquista - pertenecían a levas militares que estaban siendo sacadas del servicio al finalizar la guerra contra los moros, en 1492 con la caída del reino de Granada. En aquella época no había muchas posibilidades de ascenso social por medio de carreras profesionales u otro mérito que no fuera la habilidad militar o el dinero, y la conquista de América - falsamente o no - prometía todas estas cosas. Los conquistadores o adelantados propiamente dichos generalmente eran hijos de familias nobles o acaudaladas que sabían que no recibirían herencia alguna.

Los reyes de España comprendían que además de ganancias enormes y conquistas territoriales, de esta forma evitaban problemas de desempleo y desmobilización de tropas, algo que siempre ha sido conflictivo cuando ocurre en cierta escala. Y también, por supuesto, tenemos a los religiosos que querían evangelizar a los indios.

De todos estos grupos, el mayor era el de la tropa, es decir, de individuos que no tenían ningún otro futuro más que el que ellos mismos podían llegar a asegurarse; de hecho, para ellos el participar en una aventura como la conquista de América no era algo que pudieran considerar más o menos arriesgado sino como una apuesta que no podían rechazar: si perdían y morían o no hacían fortuna no estarían peor de lo que estaban.

Pero si ganaban los premios estaban más allá de su imaginación.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Libros

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com