Historias y mitos de ganadores y perdedores

Clic aquí para contactar al autor
Pablo Edronkin

Lecturas sugeridas

El juego y la aventura

Todas las historias de aventureros y viajeros

Richard Hastleton, el perseverante

El avión más grande del mundo

Mary, la falsificadora

Victor Lustig y la máquina que fabricaba dinero

No hay por qué inhibirse

La explicación de cosas increíbles

El rey Salomón

Todos los huevos en la misma canasta

D.B. Cooper, el paracaidista

El tesoro de Tom... o no tanto

Miss Piggott y su salón de juegos

La pobreza es mental

Sobreviviendo a todo y a todos

El robo al Hotel Pierre

Enceguecido en Las Vegas

Los abogados saben más

Monsieur Spaggiari y el banco

Jorge IV de Inglaterra

La familia Murashu

Ludwig II, el rey loco

Shuppiluliuma II, el último Hitita

Antoine I, Rey de la Araucanía y Patagonia

Alejandro Magno

Todos, un poquito de perdedores

Henry Wallitsch, el boxeador boxeado

Ty Cobb, el hombre que apostó solo a sí mismo

El Sr. Weil

Víctor Lustig, el vendedor de sueños

Los terrores de la noche

El país deportivo sin apuestas deportivas

Las apuestas deportivas romanas

El lucrativo fútbol

Los premios del Tlachli

Al ganar, festejamos

Estar siempre presente... siempre, realmente

La importancia del factor suerte

El error de Jim Marshall

Las apuestas en el antiguo medio oriente

Productos y servicios

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Equipos y provisiones para la aventura

Juegos de viaje y aire libre

En la vida se gana o se pierde; es mejor ganar, por supuesto, pero para ello también hay que saber aprender de las derrotas en vez de ignorarlas. La historia de la aventura, ya sea en materia de exploración, deportes, acciones bélicas, el juego y las apuestas, etc. está llena de ejemplos de grandes victorias y derrotas, de aciertos y decisiones catastróficas. Incluso los grandes ganadores de la historia mundial han cometido también enormes errores, y personas que han sido perdedoras durante toda su vida, en algún momento fueron iluminados por la dama de la fortuna.

Abraham Lincoln era un personaje mediocre que había fallado en todos sus emprendimientos económicos, en su vida afectiva y personal, y en siete u ocho elecciones como político hasta que un día ganó la presidencia de los Estados Unidos. Cambió la historia de aquel país pero su mala suerte le siguió aún así, pues fue asesinado. Se discute mucho acerca de los motivos reales por los cuales el gobierno de Lincoln emancipó a la población esclava (ver Slave Traders), pero lo cierto es que lo hizo y pese a la pésima fortuna que tuvo aquel presidente durante toda su vida, hizo historia.


Encontrando oro
¿Encontrar oro convierte a cualquiera en un ganador?... ¡No siempre!

No fue el único, por supuesto: Napoleón Bonaparte llenó su carrera de victorias históricas como militar y político, pero acabó muriendo envenenado como prisionero en la isla de Santa Helena, frente a las costas africanas y lejos de su Patria. Evidentemente ganó todas sus batallas importantes, pero perdió todas las decisivas.

Este patrón de victorias y derrotas se observa en todas las actividades competitivas o de aventura. Es bueno conocer los casos históricos y curiosos para aprender de ellos. A través de los enlaces que usted puede ver en esta página podrá leer sobre las más variadas historias y leyendas sobre los grandes perdedores y ganadores para aprender de ellos, pero siempre recuerde que quien no arriesga, no gana.

Lo que nosotros siempre hemos notado de los jugadores, emprendedores, aventureros y apostadores exitosos es que son muy sistemáticos y van haciendo sus apuestas de forma paulatina y progresiva, nunca de manera abrupta, sin dejarse llevar por las tentaciones y por supuesto, sin miedo.

En general el miedo surge en este tipo de actividades, así como en los deportes extremos, simplemente del desconocimiento; el acompañante de un piloto de acrobacia que repentinamente observa cómo se reduce la potencia del motor del avión y este empieza a caer, probablemente haciendo una barrena, se va a asustar muchísimo, mientras que el piloto simplemente estará haciendo una maniobra de rutina. De hecho, todos los pilotos, y no solamente los que se dedican a la acrobacia, practican este tipo de maniobras para situaciones de emergencia.

Pero los pasajeros se asustan simplemente por desconocimiento y de hecho, también asumen como situaciones más seguras a las que no lo son tanto: la gente que tiene miedo a volar muchas veces exhala un suspiro de alivio cuando la aeronave toca tierra, pero la realidad es que el lapso de tiempo desde que las ruedas hacen el primer contacto hasta que el avión se frena en la pista es el más peligroso y difícil de todo vuelo, y el que preocupa más a los pilotos.


Tener las mejores armas
¿Tener las mejores armas garantiza el éxito?... A veces.

Recientemente, el congreso de los Estados Unidos ha aprobado legislación que prohíbe en aquel país el juego online, hecho que ha sido opuesto por cerca de dos terceras partes de la población norteamericana, ridiculizado a la legislatura del país del norte a la vista de muchos, y también ha recordado a la ley seca que rigió en aquel país durante mucho tiempo, por la cual se prohibía virtualmente la producción y comercialización de bebidas alcohólicas.

La historia nos demuestra que aquella experiencia en la que sorprendentemente parecen querer insistir nuevamente los legisladores estadounidenses, ha sido un fracaso; lo que se puede esperar es que la intención de traer "moral y buenas costumbres" a los Estados Unidos vuelva a fracasar. De hecho, lo interesante es que algunas de las destilerías de bebidas alcohólicas de los Estados Unidos se cuentan entre las más grandes del mundo.

Intentar prohibir algo como el juego es como tratar de prohibir el sexo, o respirar por la boca, o comer hamburguesas: se trata de cosas que simplemente quedan fuera de las posibilidades de la ley, y creer que con un trozo de papel se puede dirigir a la gente o al mundo es en definitiva, desprestigiar a al propia idea de lo que significa legislar.

Alguien dijo que no se debe intentar pelear batallas que están perdidas desde un principio, y con el juego, lo mismo que con el tema de las bebidas o del sexo, ni siquiera el poderío del gobierno de los Estados Unidos puede, así que sería mejor que evitaran para sí mismos el ridículo de la derrota en el mediano o en el largo plazo.

Por eso, para sacar ventaja y ganar, hay que saber, conocer y experimentar.


Todo depende
En realidad, todo depende de las decisiones que tomemos.




Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Libros

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com