A veces hay que retroceder para seguir avanzando

Clic aquí para contactar al autor
Pablo Edronkin

Lecturas sugeridas

37 ideas para aprender a liderar

Supervivencia, evolución y eficacia de las dinastías: la Casa de David

La apuesta que Meir ben Barukh von Rothenburg hizo contra sí mismo

La supervivencia y continuidad de las dinastías

Cosas relacionadas con el liderazgo

Productos y servicios

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Compartir / Favoritos

Los pilotos afirman que es mejor estar en el suelo y querer estar en el aire que estar en el aire y querer estar en el suelo; para los aventureros y amantes de los deportes extremos, esto se extiende a cada detalle de sus actividades predilectas.

La prudencia y el adecuado criterio para la toma de decisiones son fundamentales en el liderazgo de cualquier grupo. En el caso de las actividades extremas o al aire libre, frecuentemente uno puede sentir la tentación de forzar las cosas con el objeto de lograr el objetivo deseado pese a que las condiciones en un momento y sitio dados pueden aconsejar otra cosa.

Es difícil desistir de llegar a la cima del K2 cuando se está a cincuenta metros de la cima; puede resultar tentador por lo aparentemente fácil cruzar el Amu Darya, y un frente de tormenta puede aparecer como demasiado lejano cuando nos dedicamos al vuelo a vela en una tarde de domingo, pero ninguno de estos factores debe subestimarse.

"Ante la duda hay que dar la vuelta", es una frase que cualquier aviador experimentado en el vuelo de montaña va a tener en cuenta, y la razón es que resulta siempre más sencillo corregir cualquier problema cuando éste todavía es pequeño que cuando ya adquiere cierta magnitud. No es cobardía ni indecisión el dar la vuelta y esperar mejores condiciones para continuar con el viaje, la tarea o la expedición. El problema es que para la mayoría de las personas que se dedican a estas cosas de forma relativamente infrecuente, como pasatiempo o práctica de vacaciones, dar la vuelta significa echar por tierra con planes que no podrán repetirse durante unos meses, un año o quizás más.

El piloto, instructor de esquí o cualquiera que se dedique a las actividades al aire libre de forma profesional o semi profesional enfrenta menos trabas mentales para tomar la decisión de abandonar un curso de acción puesto que realiza tales actividades con frecuencia y sabe que "sino será hoy, será mañana", a lo que se suma por lo general una mayor experiencia en la materia que la que posee el entusiasta promedio.

Por eso es especialmente importante escuchar también a la conciencia; si no se cuenta con un guía o un consejero experimentado para decirnos qué hacer, a veces la intuición puede salvarnos. Hay que hacer caso siempre a la voz interior que nos dice que tengamos cuidado y no dejarse llevar por la tentación de lo que queremos que nos parezca fácil o inocuo simplemente por el impulso de llegar.


Exploradores del GEA dando la vuelta frente a la imposibilidad de continuar avanzando.





Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com