El color del salmón

Clic aquí para contactar al autor
Pablo Edronkin

Lecturas sugeridas

37 ideas para aprender a liderar

Supervivencia, evolución y eficacia de las dinastías: la Casa de David

La apuesta que Meir ben Barukh von Rothenburg hizo contra sí mismo

La supervivencia y continuidad de las dinastías

Cosas relacionadas con el liderazgo

Productos y servicios

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Compartir / Favoritos

¿De qué color es la carne del salmón? Muchos dirán que es de color salmón, verbigracia, o roja, pero en realidad no es nada de eso; irónicamente, está probado que mucha gente no adquiriría carne de salmón que no sea de color rojizo a pesar de que tal no es el color natural de la carne de los salmónidos. Esta clase de engaños y prejuicios también se observan en los procesos de liderazgo y enceguecen cualquier toma de decisiones.

La carne del salmón no es rojiza naturalmente sino blanca; el color salmón es causado por la dieta de estos peces en estado natural y proviene de los crustáceos con los que se alimentan. Muchos de los salmones del océano pacífico presentan carne rojiza naturalmente porque la cría artificial de estos peces está prohibida en diversas jurisdicciones, pero los salmones atlánticos que se comercializan no se han reproducido y crecido en estado natural y no se han alimentado de los crustáceos de la misma forma que los otros. El color de su carne se induce artificialmente o por medio de una dieta balanceada, cargada de colorantes naturales o artificiales, según la calidad de la crianza. En algunos lugares donde se puede adquirir carne de salmón de alta calidad, como en Noruega, es posible encontrar salmones blancos, pero ya se ha incorporado tanto la idea de que el salmón es de un determinado color que la mayoría de las personas que consumen sus productos derivados reniegan del salmón blanco suponiendo que no es de buena calidad, cuando en realidad es lo contrario.

En Sudamérica se dice que si uno consume mucho mate, el estómago acabará por teñirse de color verde porque la yerba mate es un colorante natural bastante poderoso. En teoría esto podría llegar a ocurrir si el pigmento fuera asimilado en los tejidos humanos. Y en Argentina, el mote de "panzas verdes" se le daba en el pasado a los reclutas del ejército que debían hacer su entrenamiento básico vistiendo remeras o camisetas blancas; al cabo de un rato sobre el pasto húmedo, las remeras les quedaban teñidas del color verde característico de los vegetales. Pero también se afirma, casi a modo de mito urbano, que durante las guerras revolucionarias y de independencia, muchos soldados que morían a causa de la metralla y quedaban eviscerados, tenían sus estómagos teñidos de verde a causa del alto consumo de mate, casi como si se tratara de salmones.

Sería ridículo afirmar que el color original del estómago humano es verde, pero si una persona se basa ignorantemente solamente en las desafortunadas muestras de la anatomía humana que una guerra sudamericana podía proporcionar en el siglo XIX, podría llegar a tal conclusión, igual que muchos de los consumidores de la carne de salmón. A veces el engaño es tan grande que se convierte en más aceptable que la propia verdad. En manos de un consumidor, una simple persona, semejante autoengaño se convierte en una vulnerabilidad importante pues resulta muy sencillo para los comerciantes inescrupulosos vender paja por trigo; una persona que compra y vende sus cosas sobre la base del auto engaño puede incluso caer en el quebranto o arruinarse para toda la vida. En manos de un líder, entonces, el autoengaño adquiere una escala mucho más peligrosa.


Dedicados a la exploración, el conocimiento y la aventura.





Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com