Cliché: ¿Quién dijo que la vida es justa?

Clic aquí para contactar al autor
Pablo Edronkin

Lecturas sugeridas

Clichés: Enemigos del pensamiento

Aristócratas o plebeyos

Una objeción a los que objetan

El juego y la aventura

No hay por qué inhibirse

Culturas diferentes

Productos y servicios

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Equipos y provisiones para la aventura

Cursos y educación

Preguntarse retóricamente si alguien dijo alguna vez que la vida es justa es una forma de admitir la derrota sin considerar que las situaciones, por peores que parezcan, pueden revertirse.

Este cliché también se expresa de distintas formas pero todas expresan el mismo tipo de resignación:

- "No somos nada".

- "La vida te lo da, la vida te lo quita".

- "A veces la vida no funciona".

- "¿Qué se va a hacer?"

- "Así son las cosas..."

Y otros que iremos agregando a esta lista con el tiempo, a medida que los recordemos o mejor dicho, los escuchemos de terceros puesto que no somos la clase de gente que se pretende ocultar de la vida tras frases hechas.

En nuestra opinión es malsano pretender explicar hechos - muchas veces desgraciados, como una pelea familiar que deriva en que dos personas no se hablen más, un fracaso en los negocios o proyectos, la no realización de los sueños, etc. - sobre la base de este tipo de clichés porque conducen a un engaño fundamental que consiste en creer que es parte de la vida el tener que sufrir derrotas cuando en realidad la vida es neutral y si bien las cosas buenas o malas nos pueden llover del cielo, lo que hagamos con ellas y lo más importante, cómo las transformemos en una ventaja depende enteramente de nosotros (ver Outcasting Those Unsuitably Married).

Si la vida no parece funcionar es porque nosotros no funcionamos. ¿Cómo podemos echarle la culpa a algo inmaterial, intangible como es la vida? No hay cosas fortuitas y así como en aviación se reconoce que los accidentes aéreos nunca son hechos aislados o casuales, que suceden espontáneamente, sino que ocurren como resultado de una concatenación de problemas, en la vida cotidiana, afectiva, académica, cultural, etc. De una persona sucede lo mismo. Si una taza de café se cae sobre el panel de instrumentos de un avión causando un corto circuito que culmina en la pérdida de control de un aparato con trescientas personas abordo, la gravedad y la falta de cuidado pueden explicar el hecho pero con ello no alcanza: El sufrimiento de la gente merece algo más que excusas tibias y por eso, frente a tales eventos, los ingenieros hacen cosas como rediseñar los paneles para hacerlos impermeables a los derrames de bebidas como el café.

No desaprobamos un examen porque ese día simplemente nos equivocamos, sino por no haber estudiado durante semanas. No nos peleamos con un amigo porque sí, sino porque algo pasó antes, y no lo perdemos por una sola pelea, sino porque alguien ya llegó al hartazgo después de varias ocasiones en las que se produjeron problemas similares. Que la vida funcione u no es una disyuntiva animista; no va con la mentalidad racional que tenemos y no puede constituir una dicotomía aceptable si se comprende el concepto de sinergia. Pobre alma aquella que no comprende dicho concepto porque nunca podrá ver de qué manera están conectadas las cosas.

Decir que la vida es culpable o asumirlo es escapar de ella y también de las responsabilidades que tenemos. Una persona que se precie de ser un líder no puede actuar nunca de esta forma ni pensarlo; no se puede tener semejante actitud de sumisión frente a lo aleatorio porque nos convertimos en poco menos que una carta de póquer.



Búsqueda rápida.

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com