La ineficiencia inherente al sistema (II)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

La decadencia física y mental del ciudadano (I)

La supervivencia del ser humano mediocre (I)

Cómo sobrevivir al pago de impuestos

Una objeción a los que objetan

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Marca, modelos y moda

El primer sustento de un sistema basado en el despilfarro y el desperdicio son las marcas, los modelos y las modas. Cualquiera que se ponga a pensar un poco puede darse cuenta de la relación directa que hay entre la obsolescencia programada y estas, lo que de hecho se suele llamar también "Obsolescencia por moda", pero igualmente voy a explicarlo someramente.

Una marca conocida produce bienes o servicios que puede cobrar más caros que una marca menos conocida. Por ende, las marcas son un gran negocio, desde el momento en que se paga más por lo mismo simplemente por la idea de que eso que se paga es mejor que algo de otra marca, pese a variar únicamente en el logotipo que lo identifica.

Evidentemente hay una cierta relación entre calidad y marca que sustentó inicialmente la creación de un sistema de productos y servicios basados en marcas: el refrán dice "lo barato sale caro", y el consumidor si puede paga más, y la lógica dirá entonces que la marca que normalmente es más cara es mejor, o la que es más comprada es más cara, y por tanto debe ser mejor. Pero actualmente, esta relación es cada vez más fraudulenta y difusa. Incluso las marcas de calidad sobrevalora sus productos y servicios basándose en su popularidad (el refrán dice "lo bueno se paga", el consumidor paga) y normalmente una acción racional obligará a no usar cosas que no sean de marca, ya que durarán tan poco como las que son de marca, al mismo precio...o dicho de otra forma: una zapatilla de marca puede durar 1 año, una que no sea de marca 1/2 año, pero a 1/4 de precio, por tanto convendrá comprar dos zapatillas que no sean de una marca reconocida por año antes que una de marca. Así vemos que actualmente lo que sustenta el domino de las marcas no es la calidad, sino la reputación, la búsqueda de un estatus asociado con dicha marca: el refrán dice "aunque la mona se vista de seda, mona queda", pero la mona igual se viste de seda ya que no parece conocer el refrán, y si la seda es de marca, mejor.

La marca indica estatus, y el estatus de las marcas se guía por los patrones de la moda. La moda es el mecanismo por el cual las marcas se posiciones en el mercado, mecanismo artificial o producto de la propia dinámica de la estupidez consumista. La moda en sentido amplio (es decir, no sólo en lo referente a la forma de vestir, sino a cualquier cosa consumida de forma recurrente porque otros lo consumen de forma recurrente) es la que determina la preponderancia de una marca. Las modas se sirven de diversos mecanismos para inducir al reemplazo del lo anteriormente comprado, cuando esto aún sigue siendo útil. Una de sus herramientas, muy útil en el mundo de la moda textil, son las "temporadas": todo el mundo sabe actualmente que la vestimenta va "por temporadas", y por tanto lo de la "temporada pasada" ya "no está a la moda" en la temporada siguiente, aunque, por supuesto, desde el punto de vista funcional siga siendo igual de útil (¡o incluso más!) que la imposición de la moda actual, o "el último grito de la moda".

Por tanto, las modas y marcas son indisociables, y para funcionar dependen de un tercer elemento: el modelo.

El modelo, guiado por la mano del consumidor, es el mejor vasallo al servicio absoluto de la obsolescencia programada, y quizás el mayor responsables de que esta exista y se perfeccione, en su continuo crear de caleidoscópicas baratijas, dentro del falso progreso del círculo vicioso de la producción con fecha de vencimiento.

El modelo es una pequeña variación de un producto existente (modelo anterior), que no aporta nada significativamente mejor, pero que precisamente obliga a reemplazar (y, normalmente descartar) dicho modelo anterior del mismo producto, o incluso de una infinidad de productos similares asociados que (y ahí está lo terrible) funcionaban perfectamente bien, o incluso mejor que el modelo nuevo. Inicialmente los productos no se concebían como modelos, sino como productos definitivos: esto es, se hacían para durar el mayor tiempo posible. Pero llegó un momento dado a partir del cual surgió la idea de modelo, de la necesidad de que lo anterior se considere "viejo" y por lo tanto "reemplazable", de la necesidad de lo nuevo como sinónimo de "mejor". La presión de la ausencia de profesiones y medios para reparar lo viejo (falta de partes, ausencia de servicio técnico) o incluso la imposibilidad total de hacerlo, como en el caso de la industria electrónica (creados automáticamente e imposibles de reparar artesanalmente), hace que sea muy difícil mantener un viejo modelo, y tarde o temprano el consumidor se decante por el nuevo en detrimento del antiguo.

A nivel psicológico un modelo vende una nueva experiencia, ofrecida como significativamente mejore que la anterior, al menos en cuanto a estética. Esa experiencia se difumina recién comprada, a la misma velocidad que algo nuevo pasa a ser usado una vez pagado. Y así, se mantiene intacta la necesidad de, en poco tiempo (¡siempre más temprano que tarde!) un nuevo modelo salga para reemplazar al anterior, vendiendo otra "nueva y maravillosa experiencia de vida".

A un nivel más detallado, el modelo se llama "versión". La nueva versión es aun una variación más infinitesimal de un determinado modelo, lo que en informática se traduce en una aplicación o programa que viene normalmente a solucionar los mismos problemas que la anterior, pero de forma más rápida o eficiente...¿y porqué necesitamos más velocidad o eficiencia si el propio sistema se sustenta en la ineficiencia? La respuesta es: porque la obsolescencia programada debe seguir sustentándose a si misma, debe ampliar su mercado de producción de baratijas innecesarias, de resolver problemas ya resueltos a base de soluciones ya creadas, pero pintadas de distinto color.



Búsqueda rápida.

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Tienda Directorio Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com