¡Atención, atención!, aquí y ahora

Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

La decadencia física y mental del ciudadano (I)

La supervivencia del ser humano mediocre (I)

Cómo sobrevivir al pago de impuestos

Una objeción a los que objetan

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Uno tiene proyectos o, aunque más no sea, esperanzas. Eso hace que el futuro esté en su cabeza y la prisa en sus pies, y la mente de vueltas sin cesar. Uno también tiene una historia, con sus más y sus menos, que hace que sea lo que es actualmente. Eso hace que se pierda en las causas que lo llevaron al momento actual. El gran olvidado es el presente, y eso puede constituir un grave problema.

Uno tiene proyectos o, aunque más no sea, esperanzas. Eso hace que el futuro esté en su cabeza y la prisa en sus pies, y la mente de vueltas sin cesar. Uno también tiene una historia, con sus más y sus menos, que hace que sea lo que es actualmente. Eso hace que se pierda en las causas que lo llevaron al momento actual. El gran olvidado es el presente, y eso puede constituir un grave problema.

La vida es lo que te sucede mientras estás ocupado en otra cosa.
- John Lenon.

Está bien (y es por otro lado inevitable) el que tratemos de planear nuestro futuro y nos preocupemos por nuestros actos pasado. Sin embargo, llegados a un punto, esta actitud no sólo no "compensa" los sufrimientos cotidianos, sino que puede ser realmente peligrosa, autodestructiva. Pensando en lo que (creemos) fue o en lo que será (o queremos que sea, más bien), no vivimos el hoy, aquí y ahora.

La atención del aquí y el ahora es no sólo parte de la filosofía oriental de la mano del zen, sino de la vida cotidiana de aquellos que tuvieron la suerte de darse cuenta de que hay algo más que el frenesí de la vida urbana y "moderna". "¡Rápido rápido que pierdo tiempo", dice la vida moderna...pero, curiosamente, el tiempo que "gana" no lo vive, porque no presta atención al aquí y ahora, se pierde en "querer ser más", y no vive "lo que es".

Esto puede sonar muy místico y teórico, pero aunque en parte indudablemente lo es, es también y sobre todo una filosofía práctica de vida íntimamente relacionada con la supervivencia y la búsqueda de la perfección.

Los que mejor lo entendieron fueron los Samurais y los guerreros que llegaron a la inevitable conclusión de que la atención al "aquí y ahora", era el primer requisito para avanzar en la destreza de su arte guerrero, y al tiempo mejorar sus chances de matar en vez de morir en combate: el que está con la cabeza en otra parte, en la muerte, en el miedo, en el dolor, no puede "entrenar ahora", no puede estar donde DEBE estar: en el instante en que hay que exigir un poco más, o en el crítico momento en que hay que evitar el corte de la espada so pena de muerte. Ante la vida y la muerte, la necesidad y el color de los cinturones, los títulos de los ignorantes, demuestran no tener sentido.

Atención a la atención del aquí y el ahora. Esa es la base para meditar. También es la base para sobrevivir. Y también para ser exitoso, en el sentido más amplio de la palabra. Porque por muchas cosas que tengamos, sin disfrute nada sirve realmente. Es así como priorizar el disfrute del aquí y el ahora puede tomarse como uno verdadero camino de vida.

"Atención atención, ahora y aquí", decía el pájaro mynah.
- ¿Por qué "Atención atención, ahora y aquí"? - preguntó.
- Eso es lo que uno siempre olvida -respondió la niña-, ¿no es así? Quiero decir, uno olvida prestar atención a lo que sucede. Y eso equivale a no estar ahora y aquí."

Aldous Huxley,
La Isla.

Cuando no sepa qué hacer o por qué hacer algo, simplemente preste atención a la atención del aquí y ahora.

Búsqueda rápida.

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Tienda Directorio Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com