Mono Araña: sofisticado procesador de alimentos y mantendor del bosque (I)

Foto del autor no disponible
Adriana Boccalon Acosta

Lecturas sugeridas

Racionales, cuando se quiere (I)

Un pequeño paso para España, un gran paso para la humanidad (I)

El pulpo Paul: la estupidez humana vs. la inteligencia pulpesca (I)

Cómo sobrevive el camello bactriano

El conejo: ¿Un espejismo de la superviviencia?

Duna, el precio de la excelencia canina (I)

Productos y servicios relacionados

Productos y servicios respetuosos con la ecología y el medio ambiente

Aunque las poblaciones del Ateles belzebuth se han extinguido en el resto de Venezuela, en la cuenca del Caura permanecen intactas contribuyendo con el equilibrio ecológico de su hábitat natural

Mono araña
Mono araña Ateles Belzebuth Marginatus. Foto: Wikipedia.
Conocido también como maquisapa, marimona, marimonda, mono araña común o mono araña de vientre amarillo.

¡Qué difícil es encontrarse frente a frente con un mono araña!, y es que estos primates viven en las copas de los árboles más altos del bosque y solamente pisan tierra cuando por juguetones, entre una pirueta y otra, terminan en el suelo.

Es entonces cuando podemos observar que se trata de un animal de cuerpo delgado, unos 10 kilos de peso a lo sumo, totalmente cubierto de áspero y corto pelo negro, excepto en el vientre donde el color es marrón claro. De pie a cabeza puede llegar a medir 58 centímetros, pero con la larga cola prensil que le sirve para asirse a las ramas de los árboles, fácilmente alcanza los 90 centímetros. Sus pies parecen más bien unas manos de dedos muy largos, a las que invariablemente les falta el pulgar, pues entre los primates del nuevo mundo, esta pieza no existe.

Además, tiene colmillos bien desarrollados que aun cuando le resultan de mucha utilidad a la hora de comer, ¡porque vaya que es glotón!, cuando sonríe, le imprimen al rostro una expresión que más bien parece una mueca satánica, y probablemente ése sea el origen de la denominación de su especie, belzebuth, uno de los tantos nombres que recibe el inquilino del infierno.

Sin embargo, nuestro Ateles belzebuth, conocido en el país como Mono Araña, y como Atelo Peludo en otras regiones de América del Sur, no es un animal agresivo, sino más bien amigable y simpático, y tal vez por esa razón algunos ejemplares terminaron estrenando hábitat en el Paington Zoo de Inglaterra, donde hace más de 100 años, Herbert Whitley, un apasionado del mundo animal y vegetal, mostró al público su primera colección.

Obviamente Whitley ya no está en este plano, pero su espíritu permanece en aquel espacio natural concebido con lo mejor de sus manos y su intelecto, que más allá de ser tan sólo un zoológico para la recreación, es ahora un centro de educación ambiental, donde los proyectos de investigación para la conservación de especies de flora y fauna ocupan un lugar especial.

Hasta hace pocos años era poco lo que se sabía sobre esta especie originaria de América del Sur, cuyas poblaciones están distribuidas al este de Ecuador, al norte de Perú y Brasil, en Colombia y en algunas regiones del territorio venezolano, donde por cierto enfrentan un alto riesgo de extinción en estado silvestre a mediano plazo, debido al proceso de fragmentación de los bosques, su hábitat natural.

El Ateles belzebuth estuvo por los lados de Guatopo, entre Miranda y Guárico, y ya no está, también hizo vida en las selvas de Ticoporo y Caparo en el estado Barinas, así como en las regiones boscosas de Turén y del Caño San Benito en Portuguesa, ¿y qué es lo queda?, probablemente algunos pocos ejemplares y los registros de las colecciones zoológicas, nada más, al igual que al sur del Lago de Maracaibo donde sus poblaciones también pasaron a la historia.

En la amazonía venezolana sus poblaciones son relativamente estables, aun cuando han sido golpeadas por las comunidades indígenas que consumen su carne. Sin embargo, en las proximidades del río Nichare, en la cuenca del Caura, una de las reservas forestales más importantes del mundo por su extensión y alto nivel de biodiversidad, el Mono Araña nace, crece y se desarrolla en sana paz, contribuyendo al mantenimiento del equilibrio ecológico del bosque, y defendiéndose del águila arpía y de ofidios como la tragavenados, sus principales depredadores, pues por suerte, las comunidades indígenas de esa región no se alimentan de primates.

Aún así, el Ateles belzebuth aparece en la categoría de Vulnerable en las listas rojas de especies en peligro de extinción de la Unión Mundial de la Naturaleza, el inventario más completo, toda una guía con autoridad elaborada con base científica, sobre el estado de conservación de animales y plantas a nivel mundial.

Investigando la especie

El sentido de la vida

Función clave

Inventario de especies en peligro. Las Listas Rojas de la UICN



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Tienda Directorio Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com