El pulpo Paul: la estupidez humana vs. la inteligencia pulpesca (III)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Cómo sobrevive el camello bactriano

El conejo: ¿Un espejismo de la superviviencia?

Duna, el precio de la excelencia canina (I)

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Animales, mascotas y productos veterinarios

También hay que agregar algo más a las teorías que explican la supuesta capacidad del pulpo Paul (una vez más cita de Wikipedia):

"A estas teorías mencionadas se le suma la opinión dada por un experto del Instituto de Investigaciones Marinas del CSIC de Vigo, quien estima que el pulpo no puede distinguir los colores como el resto de sus congéneres, pero podría haberse sentido atraído por el gran contraste que manifiesta la bandera española, pues a pesar de que sostiene que no posee facultades para discernir colores, afirma que sí puede distinguir tonos y formas. También añade que es probable que el actual pulpo Paul no sea el mismo que el de hace dos años, encargado de la predicción de los partidos de la Eurocopa, pues por aquel entonces el cefalópodo ya era un ser adulto, y esta clase de animales no suelen tener una esperanza de vida superior a los dos o tres años.[23] Según un análisis matemático, suponiendo que la elección de Paul sigue una probabilidad binomial y que todas las banderas tienen la misma probabilidad de ser escogidas, entonces la probabilidad de que acierte 12 de 14 partidos es cercana al 0,6%, lo cual se trata de un suceso altamente improbable. Asimismo, se estima que si el pulpo actuase influenciado por los designios de una persona que tuviera en cuenta las probabilidades, el porcentaje podría multiplicarse por ocho.[24] Ese aspecto matemático apoya la teoría de que las banderas no tienen la misma probabilidad de ser seleccionadas, sino que cabría la posibilidad de que Paul estuviera entrenado para seleccionar la bandera de Alemania (o similares, por error), de tal modo que esta sería la que más probabilidad tiene (como se intuye por el hecho de ser la que más veces ha sido escogida)."

Cualquiera sea la respuesta a este dilema, la otra pregunta que hay que hacerse es si realmente alguien pensó en el pulpo...la gente no suele pensar en los animales como individuos, sino solamente como especies o (y este es el caso) como espectáculo. Y esto es así, lamentablemente, sean inteligentes o no las especies en cuestión...

Si pensamos en el pulpo como ser vivo individual, tendríamos que admitir que estamos divirtiéndonos a costa de un animal en cautiverio, animal que debería estar libre y disfrutando de la vida, sea o no de una especie en extinción. En cambio está adentro de una pecera bombardeado por flashes y chocándose contra los vidrios cuando quizás quisiera huir despavorido.

Si el pulpo es en alguna medida relativa "tonto", el ser humano lo es más, ya que se divierte con un ser inocente e inteligente, incluso sabiendo que (llegado el caso) probablemente jugaría mejor al fútbol, ya que podría patear con al menos ocho extremidades.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com